top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Miguel Dávila / Madre de Dios: potenciales e inversiones en turismo


Los bastiones turísticos más importantes de la región son: la Reserva Nacional Tambopata-Candamo y la reserva de Biósfera del Manu, con 600 especies de aves, 900 especies de mariposas y 115 especies de libélulas. Resalta la presencia del “lobo de crin” en el Santuario Nacional de las Pampas del Heath, especie endémica de la región.


Al igual que en otros casos, esta región tiene atractivos arqueológicos poco difundidos, como son los Petroglifos de Pusharo, los que son visibles luego de una movilización en bote hasta la entrada del Parque Nacional del Manu y una caminata de 4 horas. Para las culturas amazónicas, Pusharo es una roca que habla de civilizaciones antiguas.


Para llegar a la región, existen varias rutas, donde las más utilizadas son: i) Lima-Arequipa-Juliaca-Puerto Maldonado, (2024 km - 38 horas); ii) Lima-Nazca-Abancay-Cusco-Puerto Maldonado, (1619 km - 32 horas); iii) Terrestre-fluvial: Desde Cusco hasta Paucartambo-Salvación (terrestre), en Boca Manu-Colorado por el río Madre de Dios a Puerto Maldonado (fluvial), 4 días; y iv) aérea: vuelos desde Lima y Cusco (45 minutos).


La prioridad actual de la inversión pública de Madre de Dios está en los sectores: construcción (unos S/ 54 millones), agua y saneamiento (un poco menos de S/12 Millones), que son algunas de las brechas que impactan el turismo. La priorización en competitividad y aprovechamiento sostenible de los recursos forestales y de la fauna silvestre es muy baja y no existe inversión pública en turismo, lo que es criticable, pues es una región con enorme potencial ecoturístico.


Lo efectivo para turismo en Madre de Dios


1. La región debería aprovechar su posición estratégica de doble frontera (Brasil y Bolivia), en uso de la interoceánica sur, para establecer, mediante mecanismos de Zonas de Integración Fronteriza – ZIF, las siguientes acciones:


  • Comprometer la participación de los actores sociales, empresarios, trabajadores, fundaciones privadas y asociaciones civiles;

  • Desarrollar programas turísticos conjuntos y estimular las actividades económicas vinculadas a los circuitos turísticos que se propicien; y

  • Estimular la inversión privada local, nacional, binacional y extranjera;

  • Emprender programas conjuntos de valoración y fortalecimiento de la identidad cultural común.

  • Promover el desarrollo de procesos participativos de zonificación ecológica, económica, social y cultural;

2. Seguir encaminados a concluir con los trabajos destinados al PERTUR, dado que es una herramienta práctica, flexible y adaptable, que dinamizará la actividad turística, permitiendo crear nuevos corredores, circuitos y destinos, que generará puestos de trabajo y oportunidades de inversión.


3. Existen rutas turísticas en funcionamiento, pero con poca difusión. Se debe promover mejor estas opciones y complementarlas con pequeñas infraestructuras (sombras, senderos, servicios higiénicos y quioscos de alimentos), que faciliten el ecoturismo responsable y la inversión privada, lo que es posible con el PROCOMPITE.


11 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page