top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Miguel Dávila / Una alternativa exitosa (1 de 2)


El 17 de mayo 2019 el MINAGRI lanzó el PROCOMPITE AGRARIO, una apuesta del sector agricultura para recuperar su participación en el uso de dicha herramienta. Los más de 3,400 Planes de Negocio Procompite (PN Procompite), que se ejecutaron entre el 2011 y el 2016 bajo la rectoría del MEF, tuvieron un 85% planes dirigidos a siembra, cosecha y transformación de productos agropecuarios; el restante 15% no se alejaba mucho de esta actividad, ya que el ecoturismo, artesanía y truchicultura (acuicultura con trucha arcoíris), son reconocidas como actividades secundarias del poblador rural andino, cuya principal actividad es la agropecuaria.


Hubo quienes discutieron, si era o no justificable que se hablara de un PROCOMPITE AGRARIO, dado que el PROCOMPITE históricamente ya lo era. Entre el 2016 y 2018, período en que el PROCOMPITE pasó a ser manejado exclusivamente por el PRODUCE, tan sólo se ejecutaron alrededor de 200 PN Procompite, donde el PRODUCE buscaba beneficiar empresas formales con planes de transformación productiva, entrando en conflicto con los Gobiernos Subnacionales que, por su parte pedían más planes de índole agropecuaria. Mientras estas estrategias se iban ajustando, el PRODUCE cambió 8 Ministros, 6 Directores Generales y el MINAGRI perdió casi un 20% de inversión en el sector por efecto del freno agropecuario al PROCOMPITE, la función agraria del Presupuesto Público, se situó entre el 1.7 y 1.8% del total del presupuesto.


Un equipo del MINAGRI (del cual formé parte), conocedor de estos factores, y comprometido con el sector, impulsó que se integrara una Disposición Complementaria Final en la Ley de Presupuesto Público 2019 y luego también el 2020, logrando dar rectoría al MINAGRI sobre esta fundamental herramienta para el desarrollo. Desde enero del 2019, es la primera vez que el PROCOMPITE tiene rectoría, acompañamiento y seguimiento del sector agricultura. Es determinante darle un nuevo brío y relanzarlo con nombre propio, pues durante 2 años se le dejó de lado, y desde el 2019 volvió a renacer como una herramienta que puede ser utilizada exclusivamente por MINAGRI, dando salida a la agricultura familiar, y sobre todo llevando opciones económicas a aquellos lugares, en los que “la inversión privada, es escasa o nula”, tal como reza la Ley de formación del PROCOMPITE.


Pero el Procompite puede ser utilizado con diversas aplicaciones. Un buen ejemplo de ello fue la ejecución de aproximadamente S/250 millones en planes de negocio promovidos y facilitados por Sierra Exportadora entre el 2012 y 2016, bajo el formato del “Alcalde Productivo”, una suerte de política de desarrollo económico local propuesta y ejecutada por la propia autoridad local, explotando los principales potenciales productivos de su región / distrito, en la línea de 10 cadenas productivas con mercados internos y externos claramente identificados, por los estudios del MEF y las actividades de promoción comercial de Sierra Exportadora, MINAGRI y MINCETUR. Estas buenas prácticas fueron sistematizadas en Pautas Metodológicas para financiamiento PROCOMPITE de los principales 10 productos con potencial exportador y de mercados retail nacionales: berries (arándanos, aguaymanto, frambuesas), cacao, café, palta, queso madurado, quinua, tara, textiles y fibras naturales, trucha andina y turismo rural.


En ese sentido, también podríamos hablar de un PROCOMPITE FORESTAL, que tuviera fines sobre: restauración (reforestación), oportunidades económicas, diversificación productiva, y mecanismos de retribución por servicios ecosistémicos (MRSE), que tengan como objetivo, la generación de reservorios de agua (regulación hídrica) y reducción de riesgos de huaycos y desbordes en cuencas medias y bajas.


Estas oportunidades de inversión se alinean con el Acuerdo de Escazú, que en su artículo 7 establece el derecho de la ciudadanía para participar en la toma de decisiones ambientales (que podríamos transformar en asociaciones con planes de negocio), especialmente cuando existan acciones que puedan tener un impacto significativo sobre el medio ambiente, incluyendo cuando puedan afectar el medio ambiente o la salud.


16 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page