top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Miguel Dávila / Destrabe AHORA (3 de 6)


Hace no mucho, tuve la oportunidad de entrevistar al supervisor y ejecutor de una obra de infraestructura hospitalaria. Ambos tenían la misma versión, les parecía un exceso que la entidad contratante, hubiera postergado el pago de la valorización final (unos S/10 Millones), al haber observado el color de los metales que soportan el falso techo (o cielorraso), que según la entidad debería haber sido: color “marfil hueso” y no color “blanco humo”, mandando inmediatamente cambiar los mismos. El ejecutor se encontró entonces frente a cambiar el material, lo que implicaría sobrecostos de S/500 Mil por dicho cambio, y unos S/130 Mil por gastos financieros asociados a las cartas fianzas por la dilación que esto implica. Estos gastos no considerados en su valorización, significan una clara pérdida para el ejecutor, lo que los pone entre la espada y la pared, afectar su rentabilidad o paralizar la obra. Cabe señalar que, la norma técnica para infraestructura hospitalaria no habla de colores específicos, solamente indica que debe ser de colores claros que permitan el control de la limpieza e iluminación. Al cierre de este artículo, dicho establecimiento aún no ha sido inaugurado, cuando el inicio de sus actividades había sido programado para agosto 2021; no es justo que miles de usuarios, el erario público y para el mismo ejecutor. Los intereses particulares y/o ignorancia técnica de malos funcionarios no debe primar, versus las necesidades reales.


Por ello, el control concurrente de la CGR es una solución muy clara para lograr prevenir problemas de paralización de obras; por un lado, acompañando las labores de supervisión, controlando al ejecutor y proponiendo soluciones dentro de sus competencias; por otro lado, previniendo excesos, incentivos de corrupción y otros por parte de las entidades contratantes.


“El nuevo modelo de control concurrente es uno de los ejes centrales de la estrategia de reforma y modernización del control gubernamental en el Perú. Su enfoque preventivo de lucha contra la corrupción e inconducta funcional está orientado a contribuir a una mayor eficacia y calidad de la gestión gubernamental, así como al acceso de la población a mejores servicios públicos.


La aplicación de los servicios de control concurrente presenta ventajas comparativas e incrementa la posibilidad de romper círculos de colusión y soborno a través de un acompañamiento sistemático durante los hitos de mayor riesgo del proceso de ejecución de una obra pública”. EL CONTROL CONCURRENTE, estimando cuantitativamente sus beneficios, CGR 2021.


En este sentido, el mejor escenario para generar un adecuado terreno para el desarrollo de proyectos, debe considerar la expansión del control concurrente a nivel nacional, así como otras propuestas legislativas planteadas por la CGR al Congreso tales como el proyecto de ley que garantiza la continuidad de proyectos de inversión para la provisión de infraestructura u obras paralizadas; el proyecto que regula la ejecución de obras públicas por administración directa y el proyecto de ley que sistematiza la información de las contrataciones del Estado para un efectivo control de los recursos públicos (garantías, contratistas, supervisores y proyectistas).



5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page