top of page
  • Foto del escritorMiguel Dávila Gagliardo

Miguel Dávila / Procompite nueva oportunidad 



PROCOMPITE es un Fondo Concursable para cofinanciar Planes de Negocio. NO considera entrega de dinero, solamente la transferencia de equipos, maquinarias, pequeña infraestructura, insumos, materiales y servicios, en zonas donde la inversión privada sea insuficiente (Según LEY 29337 – Ley PROCOMPITE).

 

Desde el 2023, la LEY Nº 31502 “LEY QUE MODIFICA LA LEY 29337”, norma la OBLIGATORIEDAD que GORES destinen un 5% como mínimo y un 15% como máximo de su presupuesto de proyectos POR AÑO.

 

Cabe señalar que, entre los años 2012 y 2022, el porcentaje dedicado a PROCOMPITE en promedio fue de tan solo 1% en todos los GORE por año, por lo que saltar hasta 5% podría ser complicado para muchos gobiernos subnacionales, por no tener identificados beneficiarios potenciales y/o no tener más líneas de inversión por priorizar, lo que sin duda frenará los fines de la LEY, sino se cuenta con el soporte de los sectores y programas.

 

Urge entonces el apoyo de PRODUCE y MIDAGRI como rectores y responsables inmediatos del PROCOMPITE y de los restantes sectores productivos y de inversión, para la identificación de beneficiarios potenciales y la priorización de nuevas líneas de inversión. que coadyuven a generar y ejecutar una inversión de calidad con fines productivos, diversificados y altamente competitivos, en un ambiente de reactivación económica.

 

En ese sentido, la presente propuesta plantea el desarrollo de las siguientes líneas de inversión, las que podrían ser propiciadas desde las políticas públicas del PRODUCE:

 

 

1)       PROCOMPITE Industria digital

No cabe duda que las Mipymes peruanas están sometidas a una competencia muy fuerte de los productos chinos; la industria textil y del calzado han reducido su anterior preponderancia en la industria nacional, hasta casi desaparecer sus exportaciones y mantener unos mercados acotados en los textiles de Gamarra y los calzados de El Porvenir que antes tenían mayor demanda. La industria del mueble y de la metalmecánica va en esa línea también; ejemplos sobran para identificar que ya están con la guadaña encima. Productores del parque industrial de Villa el Salvador, al ser preguntados sobre sus productos estrella, señalan que estos son los de sus líneas de importados chinos, habiéndose relegado los productos de madera sólida y aglomerados de madera nacional, que viene reduciendo su demanda año a año.

 

Los maqui-centros, talleres asociativos de fabricación digital, o la también llamada Industria 4.0, son justamente la base productiva de las Mypes chinas, y el motivo de su alta competitividad. La fabricación digital les permite mantener una producción continua y robotizada 24/7, con intervención acotada de mano de obra. El acceso a este tipo de maquinaria ya no es prohibitivo, y sin duda promover su adquisición asociativa a través del PROCOMPITE, permitirá la modernización, eficiencia, calidad, en suma: mayor competitividad de nuestras MIPYMES para afrontar las importaciones.

 

¿Qué hacer?

ITP Y RED CITE cuenta con una amplia base de asociaciones, cooperativas, empresas entre otras; al igual que tarifarios y acciones destinadas a proveer, asistencia técnica y apoyo a la producción (tipo maquila). Se debe promover la priorización de la línea de inversión en provisión de equipos fabricación digital, y la elaboración de una pauta metodológica que permita la formulación estandarizada de Plan de Negocio de Industria digital.

 

 

2)       PROCOMPITE Patrimonio Cultural

Nuestro país ha sido bendecido con una gran cantidad de yacimientos de patrimonio histórico, arqueológico, monumental, a donde una vaya dentro de zonas urbanas y rurales puede toparse con alguna de estas infraestructuras. Sin embargo, no podemos negar que esa misma gran presencia, se convierte también en su principal debilidad, al no existir recursos suficientes para resguardarlos, utilizarlos correctamente y preservarlos para las futuras generaciones.

 

El MINCUL tiene recursos limitados para mantener en adecuadas condiciones de preservación estas innumerables infraestructuras; que muchas veces se terminan perdiendo en su uso por elementos de malvivir, o se motiva su destrucción por parte de vecinos, que ven en ellos focos de peligrosidad para el bienestar de los suyos y del vecindario en general.

 

La presente propuesta prevé que, el PROCOMPITE pueda ser destinado a financiar planes de negocio de Puesta en Valor de Patrimonio Arqueológico/monumental, que sean ejecutados por asociaciones de vecinos que puedan desarrollar en sus inmediaciones, con infraestructuras temporales adecuadas (que no intervengan el bien patrimonial), resguardándolo, generando oportunidades de industria cultural locales, generando línea de ingresos a vecinos (trabajo y autoempleo) por venta de bienes y servicio (gastronomía, recuerdos, espacios para eventos, entre otros). Las intervenciones podrían contemplar, muros perimetrales, pequeñas infraestructuras (centros de interpretación y sala de usos múltiples SUM), luces, señalética, otros.

 

¿Qué hacer?

El Ministerio de Cultura (MINCUL), con competencias en promover la conservación de bienes patrimonial y promover las industrias culturales, cuenta con un inventario exhaustivo de bienes patrimoniales y una amplia base de asociaciones, empresas entre otras vinculadas a temas culturales. Se debe promover la priorización de la línea de inversión en PROCOMPITE “Patrimonio Cultural”, y la elaboración de una pauta metodológica que permita la formulación estandarizada de estos planes de negocio.

 

 

3)       PROCOMPITE Forestal

En Perú, el limitado financiamiento de plantaciones forestales sostenibles que impliquen la explotación responsable del bosque, así como el acceso para la adquisición y/o financiamiento de la maquinaria de primera transformación de la madera, generan barreras de entrada que vienen generando un proceso de informalización del sector, explotación ilegal y un atentado constante al medioambiente.

 

En ese sentido, para cadenas de producción maderables y no maderables con inversiones menores a S/2 Millones, el PROCOMPITE puede cubrir el financiamiento de planes de negocio en primera y segunda transformación de la madera, así como planes de negocio de cadenas productivas no maderables (castaña, harina de plátano, palmito, camu-camu, cacao, café, palmicultura, entre otras).

 

¿Qué hacer?

SERFOR cuenta con una amplia base de asociaciones, cooperativas, Com. Campesinas, Com. Nativas, empresas entre otras; al igual que recursos para financiar las contrapartidas, asistencia técnica y capital de trabajo de los planes de negocio forestales. Se necesita también generar un INFORME DE PRIORIZACIÓN desde el sector PRODUCE que permita la autorización de PROCOMPITES con este fin, y generar una pauta metodológica que permita la formulación y un formato estandarizado de Plan de Negocio Forestal.

 

 

4)       PROCOMPITE Desarrollo Alternativo

La reconversión productiva de producto ilícitos, por otros de cultivo y distribución lícita y competitiva es una prioridad en países como el nuestro.

 

A través del PROCOMPITE, se tiene una herramienta sin igual para coadyuvar al cumplimiento de la Política Nacional contra las Drogas al 2030 a cargo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas – DEVIDA, aprobada mediante el Decreto Supremo N° 192-2020-PCM, fortaleciendo y mejorando la programación de actividades operativas al interior de la actividad de Asociatividad y la de Fortalecimiento de Actores Locales y Regionales, a través de una adecuada estrategia de intervención, que permita lograr los resultados definidos por la PCM, cumpliendo las metas y objetivos de manera oportuna.

 

¿Qué hacer?

DEVIDA cuenta con una amplia base de asociaciones, cooperativas, Com. Campesinas, Com. Nativas, empresas entre otras; al igual que recursos para financiar las contrapartidas, asistencia técnica y capital de trabajo de los planes de negocio de desarrollo alternativo, a través del PP0072 PIRDAIS. En este caso no es necesario generar informes de priorización innovadores, pues los cultivos y crianzas que se promueven son los tradicionales y con amplio mercado reconocido (café, cacao, palta, acuicultura, entre otros).

 

 

5)       PROCOMPITE Reposición por emergencia

Las emergencias nacionales, sea por movimientos telúricos, inundaciones, problemas políticos, entre otros, que con cierta frecuencia se presentan en nuestro país, suelen impactar en los activos productivos de muchas asociaciones, cooperativas y Mipymes, generando un retroceso en el duro trabajo de reactivación nacional que se propende desde los tres niveles de Gobierno.

 

En ese sentido, el mayor impacto de las políticas de los sectores productivos estará en cuán rápidamente podamos generar las condiciones para reponer los activos productivos que se hayan perdido; con mayor urgencia incluso, de aquellos que forman parte de procedimientos certificados de cadenas productivas vinculadas a compromisos de compra y abastecimiento a mercados que pueden perderse ante cualquier demora, impactando negativamente en la competitividad, tan duramente lograda.

 

Los gobiernos subnacionales, los que están más cerca a los afectados, conocen estas necesidades, pero muchas veces ven limitada su capacidad de acción, al no contar con herramientas que les permita realizar un gasto adecuado en dichas oportunidades. Estas falencias terminan por romper las relaciones entre autoridades locales y los administrados, que son justamente las debemos sostener para generar un real desarrollo económico local.

 

El PROCOMPITE puede constituirse en una solución ideal en estas eventualidades, dado que, es una herramienta para ser utilizada por gobiernos subnacionales, y cuya implementación puede ser muy rápida (aprobación de recursos y autorización en poco menos de dos meses); luego de lo cual, procedimientos de adquisición, bajo el marco legal de la declaratoria de emergencia (en las zonas declaradas como tal), permitirán reponer los activos afectados en tiempo record, habilitando nuevamente la matriz productiva local.

 

¿Qué hacer?

Generar un procedimiento especial, simplificado, o inclusiones en el reglamento PROCOMPITE, sobre estas atenciones de emergencia y un formato estandarizado de Plan de Negocio de Reposición y/o Rehabilitación.

 

 

6)       PROCOMPITE Agua y saneamiento

La competitividad productiva se basa en las opciones diferenciadoras de los productos que nuestro país puede producir, una muestra palpable de ello son los productos agropecuarios frescos y/o transformados, que hoy vienen incrementando las exportaciones no tradicionales, posicionando al Perú en los primeros puestos de calidad y exportación de muchos de ellos (arándanos, uvas, quinua, paltas, otros).

 

Sin embargo, un gran freno para la competitividad es la falta de sistema de agua y saneamiento en los ámbitos rurales donde estos se producen, lo que es un limitante para la selección, lavado, certificaciones varias, entre otros. En los casos en que estos se instalan individualmente, para un centro de acopio o planta de transformación, terminan por colarse en la estructura de costos afectando por ese lado a la competitividad.

 

Por ese motivo, la promoción de SISTEMAS de AGUA y SANEAMIENTO en territorios donde existan unidades productivas, sin duda impactará positivamente en la calidad, productividad y competitividad de sus productos y abre la posibilidad de generar espacios de transformación que implican un mayor valor agregado a la producción nacional.

 

Con la finalidad de administrar, operar y mantener los servicios de saneamiento en uno o más centros poblados en el ámbito rural, se constituyen las Juntas administradoras de servicios de saneamiento (JASS), ya sea en calidad de asociación, comité u otra forma de organización, elegidas voluntariamente por la comunidad. Es decir, justamente el perfil que puede presentarse a un PROCOMPITE. Si bien, el servicio de agua potable y alcantarillado en principio debe ser suministrado por la municipalidad de la jurisdicción, en ámbitos rurales dispersos (donde hay escaza o nula inversión privada, que es el ámbito del PROCOMPITE) se ha previsto que las entidades comunales o JASS, también puedan hacerlo, con el apoyo de la ATM (Área Técnica Municipal), órgano de línea de la municipalidad dependiente de la oficina de asuntos sociales que gestiona los servicios de agua y saneamiento.

 

¿Qué hacer?

El PNSR cuenta con cuenta con una amplia base de JASS y ATM, así como de Com. Campesinas, Com. Nativas, empresas entre otras, capaces de gestionar servicios de agua y saneamiento, como un negocio en sí mismo. Se necesita generar un INFORME DE PRIORIZACIÓN desde el sector PRODUCE que permita la autorización de PROCOMPITES con este fin, y generar una pauta metodológica que permita la formulación y un formato estandarizado de Plan de Negocio de Operación y Mantenimiento de Sistemas de Agua y Saneamiento.


 

5 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page