top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Miguel Dávila / Score Microempresa (3 de 3)


SCORE Microempresa metodología costo efectiva para las buenas prácticas labores y la formalización laboral


Es interesante verificar que existe evidencia para concluir que se ha generado un real cambio en el pensamiento e interés de los gestores de las MIPYMES beneficiadas, cambiando de considerar importante solo los trámites (firma de contrato con sus trabajadores, ofrecer planes de bonificación y/o reconocimiento por productividad); a considerar otros factores como: la mayor participación, capacitación y aseguramiento de los trabajadores, para generar voluntad y motivación en ellos, y que todo ello conduzca a una mayor productividad. Siendo incluso que los ingresos incrementales de las empresas beneficiarias fueron canalizados para estos fines.


La implementación de SCORE permitió que las empresas tomaran en cuenta que lo que mucha de ellas consideraba “indicadores de gestión”, no solamente no lo eran, sino que no los mantenían actualizados, ni tampoco podían interpretarlos correctamente. Las empresas que concluyeron el proceso de formación versus las que no lo hicieron, mostraron una mayor predisposición a participar en una capacitación para formular un set de indicadores de gestión (de 74% a 97%), reconociendo en ello, que un mejor control de la gestión de su empresa, devendría en una empresa más saludable.


¿La intervención es costo-efectiva?, el gasto realizado tiene resultados

Las empresas no han invertido económicamente más que su tiempo, se les indicó que su participación en el SCORE era la inversión y compromiso solicitados, y en realidad se sintieron cómodas porque la mayoría está formalizada tributariamente. Dado que esta intervención fue provista por parte del Estado, ña sensación que tuvieron fue que parte de su aporte (vía impuestos) regresa en la forma de capacitación, sumando a afianzar los lazos con el MTPE.


La piedra angular de la intervención del SCORE Microempresa son los formadores. Los formadores deben ser personas multidisciplinarias, y la llegada formativa hacia los empresarios debe ser a través del conocimiento y con mucha cercanía. Algunos gestores de las MIPYMES en algunos casos no han terminado ni la escuela básica, pero conocen bien su oficio y eso los ha llevado a salir adelante, es por eso que la calidad humana del formador es prioritaria y ésta debe considerarse a la par de sus conocimientos.


Los proyectos de mejora desarrollados en el Plan de Mejora Empresarial (PME), propuestos en el marco del SCORE Microempresa no son impuestos, son co-construídos por el equipo EME, lo que suma a que no se sientan invadidos; los PME fueron fruto de sus propias ideas, formuladas en un ambiente de taller, puestas en valor, y destacando a través del SCORE, su viabilidad y mejor camino para llevarlos a cabo.


De acuerdo a los resultados obtenidos en la intervención, el costo promedio por empresa ascendió a S/950.00 (la formación piloto fue dirigida a 54 empresas beneficiarias). El resultado del estudio sobre el número de personal formalizado es de 10.7 trabajadores que se mantienen en planilla por empresa; por tanto, el costo promedio de un trabajador formalizado por empresa, ascendió a S/88.79 por intervención.


De acuerdo a lo indicado por los gestores de las empresas beneficiarias, mantendrán formalizado a estos trabajadores al menos por un año. Un cálculo aritmético simple, nos indicará entonces que, el costo mensual de cada trabajador formalizado ascendería a S/7.4. En relación al referencial del sueldo mínimo, este monto sólo implicaría un gasto de 0.8%.


Sin duda alguna, se puede considerar como una intervención costo efectiva, que debe ser implementada por las empresas y el Estado como política pública dirigida a obtener una mayor productividad empresarial, derivada de la implementación de buenas prácticas labores, conducentes a una efectiva formalización laboral.


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page