top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Miguel Dávila / Tumbes: potenciales e inversiones en cultura


Muchos coleccionamos las monedas de un sol de la serie numismática "riqueza y orgullo del Perú (del BCRP), que en una de ellas considera como principal atractivo de Tumbes al complejo arqueológico “Cabeza de Vaca”, situado en el distrito de Corrales. No falta razón, este atractivo cuenta con una extensión de 69 hectáreas, y según las investigaciones fue el centro administrativo-ceremonial más importante de la zona norte durante la época prehispánica. Ocupa un lugar estratégico en el Qhapaq Ñan, se sitúa en el tramo inicial del Camino Inca de la Costa y a su vez de la vía marítima que accede al producto más valorado en el mundo andino: el Spondylus (la moneda o medio de cambio del imperio). Descrito en la literatura arqueológica como “Corrales”, “San Pedro de los Incas”, “Tumbes Antiguo” o “Cabeza de Huaca”, actualmente es un sitio emblemático para la identidad cultural de la región. A pesar de haber sido declarado como Patrimonio Cultural de la Nación en el año 2000, este complejo viene sufriendo un fuerte impacto por la expansión demográfica y agrícola en la zona.


Cabe señalar, que con S/ 558 millones a nivel departamental, Tumbes es el que tiene la menor inversión relativa entre las 25 regiones (incluyendo Callao), con tan solo un 1.18% del presupuesto nacional. Es revelador, como siendo una región fronteriza y geopolíticamente importante, tiene el menor presupuesto, debiendo criticar la baja y/o nula inversión en cultura y turismo, con tanto potencial garantizado.


Como es sabido, para poder viabilizar PIP de cultura, estos deben estar identificados en el inventario de bienes culturales inmuebles declarados patrimonio cultural de la Nación. Tumbes tiene el puesto 22 de 25 regiones, con sólo 6 monumentos registrados (el 0.14% de los bienes declarados en el país).


La región con su cultura basada en una interacción constante con el mar, ha generado una riqueza gastronómica, que es considerado el paraíso de comida marina, que coadyuva sin duda a su valoración turística. Por su parte el folclore tumbesino típico es la Danza de la Pava que es una especie de tondero en ritmo de vals peruano. También son populares las cumananas (décimas recitadas) que vienen del mismo Tumbes, el vals peruano y también los "Sanjuanitos", baile típico de Tumbes.


Lo efectivo en cultura para Tumbes


1. Se recomienda propiciar PIP de cultura, que puedan ser ejecutados por la vía del mecanismo de Obras por Impuesto (OXI), lo que podría aprovechar bien los recursos, facilitar y acelerar la inversión en este sector.


2. Se deben promover “puntos culturales” que den mayor valor y difusión a este potencial. Facilitar la inversión pública y privada con el acompañamiento de los sectores turismo y cultura, a través de herramientas como PROCOMPITE, donde los vecinos del bien patrimonial, pueden asociarse para presentar un “plan de negocio” PROCOMPITE y con él, recibir apoyo del GORE o municipalidades, siendo la propia población quienes lo gestionen, realizando su mantenimiento a la par que se generan oportunidades económicas, en una verdadera estrategia de ganar-ganar y desarrollo territorial.


3. El turismo de convenciones, congresos e incentivos, se ha convertido en un segmento importante dentro de las estrategias de comercialización de determinados destinos, donde Tumbes sin duda tiene ventajas competitivas entre otras regiones del país. Poner en valor el complejo Cabeza de Vaca, cuya importancia en la historia latinoamericana está poco explotada puede ser una solución en esta línea; se podría propiciar un centro de interpretación, un centro de convenciones y restaurantes en el ámbito de dicho centro arqueológico, que generen un flujo de recursos que autofinancie el mantenimiento e investigación de todo el complejo, a la vez de generar las condiciones para que en los alrededores, se consolide un foco de desarrollo turístico para convenciones nacionales e internacionales.


6 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page