top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Pablo Del Valle / Todos comerían perdices

Me viene la gana ubérrima de decirlo, es decir, yo no sé qué tanto teatro y dramatización, cuando se critica al gobierno y terminas siendo un racista sin saberlo, porque Bellido Ugarte el premier es de la familia Ugarte, que eran los hacendados junto a los Berrío en Santo Tomás, Chumbivilcas, al punto que los 3 negocios más importantes en la actualidad que están en la Plaza de Santoto es de los Ugarte, 2 farmacias y una tienda de abarrotes grandota también en la Plaza.


Yo viví un año en Santoto y siempre llamaba por teléfono desde la bodega de los Ugarte. Los Ugarte en Santo Tomás, como los Alvarez en Colquemarca o los Berbeño en Quiñota, o los Arredondo en Haquira. Yo termino siendo un vestigio de la clase media empobrecida aquí en Lima frente a los Ugarte -en realidad mi familia es de Jauja y Arequipa, y nací en Piura por el lugar donde trabajaba mi padre y llegue a Lima a los 4 años-, y además todos ellos armaban las pandillas con los indios colonos de hacienda que atacaban y robaban a las comunidades campesinas de Chumbivilcas y Cotabambas y les robaban montones de montones de alpacas primero (luego, cuando el mercado cambió, las ovejas), para alimentar el circuito mercantil textil del sur que llegaba hasta las casas inglesas de Arequipa.


Situación que llevó a una gran rebelión indígena en 1922-1924 en Haquira y Quiñota contra los Berbeño y los Arredondo, y que está claramente estudiada por los antrópologos cusqueños y emblemáticos Ricardo Valderrama y Carmen Escalante, y también por Deborah Poole para otras partes de Chumbi (Chamaca, Livitaca, etc). Rebeliones indígenas también estudiadas por Alberto Flores Galindo y Manuel Burga en "Apogeo y crisis de la República Aristocrática". Y hay que estar perdido en el espacio para no saber los valores intrínsecos de los qorilazos de Chumbivilcas.


Y Ciro Gálvez, Ministro de Cultura, es una nulidad, una pobre bestezuela a la legua, que tiene una notaría en Huancayo (y quién no sabe que en las notarías se gana una pasta con una sola firmita), tiene hasta 8 causas por estafa (unas cerradas, otras creo que están abiertas) y me pareció un pésimo ministro y lo escribí cuándo asumió el cargo de ministro, porque conozco muchísimas personas que hablan quechua y que están mucho mejor preparadas para la gestión cultural, que es algo que requiere conocimientos muy específicos, también amplios respecto al país y no sólo hablar quechua.


El día que fue nombrado escribí que era una vergüenza que lo hubieran nombrado. Y esas muchísimas personas que hablan quechua, son provincianos y que lo pueden hacer 100 veces mejor en la gestión que Ciro Gálvez pueden llevar a la Feria del Libro a todos los traductores amazónicos, a los escritores regionales y afros y andinos (los mayores expertos en los escritores regionales que conozco son Javier Garvich, el poeta Benavente, Teofilo Gutierrez y Armando Arteaga) y no desinvitar a nadie de las personas que ya estaban invitadas para ir a la Feria de Libro de Guadalajara, y todos comerían perdices.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page