top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

PRODIGIO Perú / Hacia un nuevo país luego de la pandemia (3 de 3)

Una propuesta de Carlos Ginocchio Celi, Luis Ginocchio Balcázar, y Juan Risi Carbone


Es evidente la poca representatividad que tienen los gremios de productores agrarios, los liderazgos fraccionados que dicen representarlos y la falta de propuestas de políticas sostenibles y con visión de futuro que estas dirigencias postulan. Sumado a ello la descentralización del país está en cuidados intensivos, entre otras cosas porque es una quimera gobernar 1,854 distritos y 25 gobiernos regionales. Urgen cambios para contar con una organización espacial que permita recuperar el buen paso hacia el progreso social y económico del interior del país.

Frente al panorama, consideramos que la crisis actual, nos ofrece una oportunidad, pues no se trata de cambiar radicalmente el modelo económico, que permitió superar una de las peores crisis de nuestra vida republicana, sino de preservar lo bueno de este (esencialmente, a nivel macro) y hacer los ajustes necesarios para que el país tenga un nuevo contrato social, más justo. Se debe buscar una verdadera economía de mercado preservando la libre competencia erradicando las prácticas monopólicas que degradan la convivencia social. Es por ello que alcanzamos las siguientes propuestas, que a nuestro entender responden a la urgente necesidad de reconstruir un país con mayor eficiencia y equidad:

- No permitir que una empresa o consorcio controle más del 25% del mercado de un producto o servicio.

- Protección al consumidor eliminando comisiones abusivas o por no uso efectivo de sus productos o servicios.

- Fortalecimiento y prioridad para la Escuela Nacional de Administración Pública, a ofrecer cursos para las autoridades y candidaturas a puestos que gestionen recursos públicos.

- Revisión de la descentralización, regiones no deben ser más de 10, unificación de municipios en mancomunidades. Solo pueden aspirar a cargos de gestión regional y local personas que hayan completado un curso de gestión pública.

- Racionalización del sector público, reduciendo el número de ministerios, de viceministerios y de direcciones generales, revisión y unificación de programas, oficinas y proyectos con duplicidad de funciones, con la lógica de la intersectorialidad y el enfoque a resultados.

- Restablecer la carrera pública con sistemas de evaluación de personal y ascensos por mérito. Gerentes de entidades técnicas, seleccionados por concurso y por plazo determinado. Sólo los cargos de ministro, viceministro y equivalentes serán considerados de confianza, pudiendo acceder a ellos funcionarios de carrera, con retención de plaza.

- Seguro agrícola comercial que proteja la inversión de la agricultura familiar, cofinanciado por el Estado, y fondos de coberturas a créditos agrarios otorgados por el sistema financiero formal a pequeños productores.

- Canon agrario para ser utilizado en actividades específicas de asociatividad y desarrollo de proyectos sostenibles articulados al mercado.

- Ingresos de las AFP en función de resultados en la gestión de los fondos a ellas encomendados.

- Financiar obras de servicios básicos y para los jubilados con un impuesto de 3% a las exportaciones mineras y de harina de pescado.

- Impuesto de 3% a todo egresado de colegio o universidad pública que gane más de 2 UIT al mes para fortalecer a los colegios y universidades públicas.

- Recuperación y rescate de nuestro patrimonio biodiverso, cultural y artístico, como forma de revalorar la diversidad como ventaja competitiva del país.

- Revisión del sistema de educación privado estableciendo requisitos mínimos para su funcionamiento y estimulando una formación en respuesta a los retos de los territorios locales y regionales donde operen.

- Desarrollo de grandes proyectos de inversión en los diferentes sectores productivos con planes de desarrollo y participación de las poblaciones involucradas. Especial estímulo a aquellos que utilicen energías limpias y renovables.

- Fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil y su operación para una gobernanza eficiente de los complejos sistemas que sustentan la operación del país.

- Promoción de nuevas formas de organización, para contar con la asociatividad que permita las escalas que hagan exitosos los negocios. Los estímulos a la asociatividad buscarán promover la articulación de las micro y pequeñas empresas y de la agricultura familiar a sus mercados.

- Utilizar la política fiscal con estímulos para los pequeños y medianos productores y operadores de servicios que se asocien y cuenten con marco legal promotor, estabilidad tributaria, logrando de paso la ansiada formalización del empleo y producción del país en 2031.

- Revisar periódicamente con los medios de comunicación sus prácticas buscando su valioso apoyo a las causas nacionales, evitando que el cortoplacismo de algunos deteriore su rol orientador sin olvidar que el uso de una concesión en el espacio radioeléctrico los obliga a la protección del menor y el fomento de valores de convivencia, respeto al buen nombre y la verdad.

Es preciso además que para que tengamos un país ordenado y donde reine el derecho, los poderes del estado deben recuperar su verdadero rol, en donde ninguno tiene supremacía sobre el otro. Finalmente, se debe castigar radicalmente a la corrupción que degrada a la sociedad y condena al país a la desesperanza y el retraso.

146 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page