top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Victor Vásquez / Crédito: libertinaje o usura (2 de 9)

El crédito para sectores productivos en el Perú: “Entre el libertinaje y la usura”



El sistema financiero

El sistema financiero ha crecido y organizado respondiendo a la dinámica que han mostrado los segmentos formales e informales de la demanda; claro, en función al tamaño de las unidades empresariales.


Así, en el Perú operan desde los Bancos (llamados tradicionales), las Cajas Municipales de Ahorro y Crédito, las Cajas Rurales, las empresas Financieras y las EDPYMES; estas dos últimas focalizan sus operaciones en microcréditos y pequeña empresa. En la actualidad el sistema de Cooperativas de Ahorro y Crédito está siendo sometido a un proceso de formalización y vigilancia por parte de la SBS bajo los argumentos que “…el estar operando con recursos poco transparentes ponía en riesgo a los ahorristas y también era fuente distorsionadora del sistema financiero.”


Para los Bancos: actualmente doce entre nacionales y extranjeros, su portafolio tradicional de colocaciones son las grandes empresas y corporaciones muchas de las cuales por “¿coincidencia?” resultan siendo sus propias empresas o corporaciones relacionadas, disponiendo ellos de tasas de interés más bajas del mercado los créditos otorgados, variando entre 3,97 a 44,32 % anual.


Por el lado de las Cajas Municipales de Ahorro y Crédito, sus colocaciones de crédito a tasas activas van entre 3,70 hasta 46,96% anual, dependiendo del tipo de empresa. Lo resaltante es que las variaciones entre “esas” tasas de interés máximas y mínima, realmente oscilan entre 107.5 a 692,7%. Cuadro 2.

Las Cajas Rurales de Ahorro y Crédito, fueron creadas pensando construir un sistema financiero especializado para el agro y fueron apalancados con importantes recursos financieros por parte del Estado (3); la realidad, es que terminaron en manos de privados y no de agricultores o de sus asociaciones. El segmento principal de colocaciones son los créditos urbanos y periurbanos; las tasas de interés activas varían entre 7,26 hasta 34,65 %. Las tasas más altas son para los microempresarios variando 30,15 hasta 58,25% anual.


Las EDPYMES, que se dice que su público objetivo son los microempresarios y la pequeña empresa, son el agente financiero que muestra las menores tasas promedio de interés activa, pero engañosamente tienen la más alta variación entre tasas de interés activa, variando desde 331,2 % hasta 643,9%.


Las Financieras, otro grupo de proveedores de financiamiento y “especializado” en la pequeña y microempresa; teniendo la tasa de interés activa para estos prestatarios una variación entre 39.94 hasta 40,34% anual. Estas Financieras, al igual que las EDPYMES, tienen un amplio margen de maniobra entre tasa máxima (113.16%) y mínima (20,0%) de interés, con una variación de hasta 432%.



Referencias:

(3) los recursos públicos fueron provenientes del extinto Fondo Nacional de Desarrollo Agrario (FONDEAGRO) administrado por el Ministerio de Agricultura, 1994.


11 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page