top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Vlado Castañeda / Gestión del cambio en el Estado (2 de 2)

La gestión del cambio en las entidades publicas


Para lograr los cambios debemos tener claridad sobre ¿cómo cambiar?; estableciendo estrategias de cambio que tengan mucha fuerza a partir de desaprender y con información aumentar la capacidad de logros sostenibles; en base a una dirección y liderazgo que comprenda la necesidad sentida (considerando las insatisfacciones), con una clara visión de la situación deseada, que tenga una planificación participativa del cambio, acompañando ello de un plan de transición en un contexto de alta sensibilidad en el nuevo desarrollo de las entidades públicas y sus intervenciones públicas, acompañados con los recursos respectivos y las habilidades y destrezas competentes para impulsar el cambio y a partir de ello con un adecuado control de gestión ir hacia el manejo de una retroalimentación adecuada para dar continuidad y desarrollo incremental al cambio que se vaya generando.


Contemplando lo antes descrito para generar un cambio organizacional potente en procura de mejoras de las intervenciones públicas; se puede tener en cuenta lo que la Política Nacional de Modernización de la Gestión Pública (aprobada por Decreto Supremo N° 004-2013-PCM) que describe los siguientes pasos respecto a la gestión del cambio: 1) analizar la situación y sentido de la urgencia del cambio; 2)formar grupo de agentes del cambio dentro de las organizaciones con el suficiente liderazgo al respecto; 3) crear una visión para el cambio; 4) comunicar la visión; 5) eliminar obstáculos o barreras que existen, identificando quienes tienes mayores resistencias al cambio y ayudando a valorar los beneficios; 6) asegurando logros a corto plazo, presentando victorias rápidas que motiven y generen confianza en el proceso; 7) construyendo sobre el cambio logrado, en una perspectiva de objetivo de largo plazo considerando los aciertos y los puntos por mejorar, permitiendo establecer nuevas metas y aprovechar el impulso obtenido; y 8) cambio en la cultura organizacional, para garantizar que los esfuerzos desplegados se vean en todos los aspectos de la gestión.


Como ven tenemos las capacidades para impulsar la gestión del cambio; en ese contexto ante los retos y desafíos de la gestión pública 2021-2026; estas materias serán de mucha utilidad para que se valoren bien los cambios a desarrollar pero a la vez permitirán contribuir a generar orientaciones básicas para iniciar el desarrollo del cambio que las necesidades de la población exigen en un contexto de corto, mediano y largo plazo (por ejemplo: la reactivación económica o el aumento de la velocidad de vacunación contra la COVID 19, en el corto plazo; la lucha contra la pobreza y la vulnerabilidad social en el mediano plazo; el desarrollo de un sistema único y unificado de salud; aumento de la calidad de los niveles de educación de la población escolar, la reducción de la informalidad, todo ello en un contexto del aumento de la competitividad y el progreso del país, en el largo plazo).


Por ello, hoy más que nunca debemos estar preparados y asertivos para no solo impulsar el cambio sino generar el desarrollo organizacional dentro del Estado en todos sus niveles, generando repercusión en la mejora de la calidad de vida de la población.



Referencia:

El autor, Vlado Castañeda Gonzales, es experto en Políticas Públicas y Descentralización. Docente Universitario.


15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page