top of page
  • Foto del escritorCarlos Ginocchio

Carlos Ginocchio / Comentarios reales 



Las columnas en la web Efectividat, como sus boletines, tienen numerosa lectoría, y difusión en las redes sociales. He recibido correos electrónicos, mensajes, y llamadas telefónicas con sugerencias, comentarios, y discordancias, sobre determinados artículos o situaciones de actualidad, los mismos que comento utilizando el nombre de la extraordinaria obra de nuestro Inca Garcilaso de la Vega, publicada en 1609, y que apostaría no más de diez de nuestros ministros y congresistas han leído, pero en este caso el título está relacionado con ‘realidad’ antes que ‘realeza’.

 

CCL me sugirió comente los 10 años de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, modificando la frontera marítima entre Chile y Perú, que nos reconoció alrededor de 50,000 Km2 marítimos. No soy un experto en el tema, pero es meritorio que haya sido un esfuerzo nacional continuado en dos gobiernos, el de Alan García – la demanda fue planteada por el Perú el 16 de enero de 2008 - y Ollanta Humala. Lastimosamente, uno de los responsables designados por el presidente García para representar al Perú, años después lo traicionó al oponerse a su asilo por Uruguay. Sin duda, el noveno círculo del infierno de Dante - hogar de los traidores – le espera.  De igual manera, independiente a la opinión que se tenga sobre el presidente Alberto Fujimori, un mérito que se le debe reconocer es el Acta de Brasilia, en 1998, que solucionó nuestras diferencias con Ecuador, país que hoy recorremos y ellos nos visitan, satisfechos todos, olvidando los reproches del pasado.

 

Concuerdo con MCS cuando me comenta sobre la declaración en un programa televisivo de una fiscal superior, sustentando el motivo de hostilización de la fiscal suprema: no le daban tóner para sus impresiones. De tratarse de una causa trascendental, no quedaría títere con cabeza en el aparato público, considerando las grandes carencias de colegios, comisarías, hospitales, y otros.

 

FVL recomienda evaluar la caída de las utilidades de los bancos, “resultado de la mala administración de la economía actual”. Esto último es cierto, pero los más afectados han sido los pequeños empresarios y los agricultores; no obstante, cuánta pena por las instituciones financieras ya que las utilidades netas de las cuatro más importantes apenas superan los S/ 7,000 millones, cantidad que supera las utilidades de los 300 mil pequeños productores con crédito en el sistema financiero formal.

 

En Chile – un país con profundas contradicciones pese a su crecimiento –, se está produciendo un reclamo para prohibir que las Instituciones de Salud Previsional (ISAPRE), equivalentes a nuestras EPS, pertenezcan con las clínicas y aseguradoras a un mismo grupo económico. Coincido que sería conveniente para eliminar concentraciones de poder en este sector, tan importante para el usuario. De paso, ¿habrá alguna manera que - independiente a la importancia de la economía de mercado – se ponga coto al hecho que los medicamentos en nuestro país son hasta cuatro veces más onerosos que en Ecuador?

 

Agradezco la corrección de don FGG en el sentido que fue el general Rafael Hoyos Rubio – y no José Graham Hurtado como referí en reciente artículo – quien retiró al presidente Belaunde de Palacio de Gobierno en el golpe de Estado del general Velasco Alvarado, y en 1980, con el retorno de Belaúnde a la presidencia, fue comandante general del Ejército y tuvo a su cargo las operaciones de la Cordillera del Cóndor, actuando en el PV-22 (Falsa Paquisha) en el conflicto con Ecuador.  Su muerte en un accidente aéreo dio lugar a una de las tantas leyendas urbanas que se difunden en el Perú, y en el mundo.

 

GGG sugiere que la estatua de Gareca con Paolo Guerrero, en el distrito San Miguel, debe ser retirada. En realidad, nunca debió ser erigida. La sola clasificación a un Mundial no lo amerita. Más aún, cuando el futbolista no es un ejemplo de vida familiar, y el entrenador está en su derecho de ocupar el puesto de técnico en la selección de Chile, o en la que le dé la gana. Al final, es un producto más de un deporte que es negocio. Si se deseaba rendir homenaje a futbolistas, los indicados habrían sido Marcos Calderón, el entrenador peruano con más títulos – 10 títulos nacionales con los 4 grandes: “U”, Alianza Lima, Sporting Cristal, y Sport Boys; 1 campeonato sudamericano y 1 clasificación a un Mundial con la selección – y Héctor Chumpitaz, quien es reconocido internacionalmente; en todo caso, si se desea homenajear a deportistas, Gladys Tejeda, Inés Melchor, Christian Pacheco, y Kimberly García, lo ameritan más. Y si nos fijamos en los históricos, Fernando Acevedo, los hermanos Abugattás, Edith Noeding, Alfredo Deza, Ricardo Duarte, Johnny Bello, Edwin Vásquez, Alex Olmedo, Felipe Pomar, y Julio Granda, por mencionar algunos.

 

ESR me escribe que el fútbol peruano fue de los mejores de América en la década de 1970. La verdad es que, con la promoción de los ‘Olímpicos del 36’ y los mundialistas de México 1970, admirables, por cierto, nos creímos el cuento.  Equipos de siete países sudamericanos han ganado la Copa Libertadores de América: 8 argentinos 25 veces; 11 brasileros 23 veces; 2 uruguayos 8 veces, 1 paraguayo 3 veces, 1 chileno 1 vez; 2 colombianos 3 veces, 1 ecuatoriano 1 vez. Nunca la han ganado Perú, Bolivia y Venezuela. A nivel de selecciones, solo hemos campeonado en dos sudamericanos. Nos superan Uruguay (15), Argentina (15), Brasil (9), y nos igualan Paraguay y Chile con dos, y la última nuestra fue hace casi 50 años. Otro indicador es la cantidad de futbolistas peruanos que militan en clubes de primer nivel, en las grandes ligas europeas: hoy, ninguno. El último fue Claudio Pizarro. Antes, merecen mención Hugo Sotil en Barcelona (apenas 1 año), Víctor ‘Conejo’ Benítez en Inter y Milan de Italia, Juan Seminario en Barcelona y ‘Pichichi’ en el Zaragoza. Alberto Gallardo en Milan. En equipos sudamericanos de primer nivel como los argentinos, Boca Juniors, River Plate, y Velez Sarsfield, los brasileros Corinthians y Santos, el uruguayo Peñarol, o el Cali de Colombia, hemos tenido a Juan Joya, Julio Meléndez, Percy Rojas, Eleazar Soria, Paolo Guerrero, Ramón Mifflin, José Soriano, Miguelito Loayza, ‘Campolo’ Alcalde, Carlos Gómez Sánchez, Lolín Fernández, y Valeriano López. Colombia, Ecuador y Venezuela tienen jugadores en equipos como Liverpool, Chelsea, Bayer Leverkusen, y Girona.

 

OOL me envía un correo destacando la técnica del futbolista peruano. Inexacto. Observen en las ligas española, inglesa, italiana, y alemana (la francesa es de segundo nivel), cuando un jugador recibe un pase largo – a veces desde más de 50 metros, como acostumbra Toni Kroos – la ‘para’ justo al pie, y al peruano – en cambio - el balón se le escabulle hasta más de un metro. El peruano es ‘quimboso’, pero no tiene la técnica que se le enseña al jugador desde los 12 años en los Centros de Alto Rendimiento Deportivo.


 

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page