top of page
  • Foto del escritorCarlos Ginocchio

Carlos Ginocchio / Comentarios reales 



Cuando el inca Garcilaso de la Vega publicó en Lisboa (1609) sus ‘Comentarios reales’, no se refería a realeza, sino a que su testimonio era verídico, a diferencia de los cronistas españoles, más aún por ser descendiente de los incas y conocedor de su lengua. Algunas materias que destaco de esta importante obra es su apreciación sobre el ‘Nuevo Mundo’ y el ‘Viejo Mundo’, resaltando que más que una diferencia geográfica, se trataba de formas de vida diferentes en un mismo planeta, por lo que habría sido una excelente base para su integración.  Son interesantes sus explicaciones sobre una supuesta idolatría de los incas, y la refutación de sacrificios humanos, afirmando era una práctica ancestral anterior al imperio, realizada por pueblos bárbaros, a los cuales buscaban civilizar. Su relato sobre Pedro Serrano, náufrago español en una isla, fue la inspiración para que Daniel Defoe – el padre de la novela inglesa – escribiera ‘Robinson Crusoe’, un siglo después, en 1719. Es trascendental promover la lectura en los estudiantes desde su niñez, haciéndola obligatoria con obras como los ‘Comentarios reales’. En esta columna expongo sucesos, independiente a las posiciones de unos y otros, únicamente en los hechos y la lógica que no debe disociarse de los mismos para adoptar decisiones

 

El Congreso de la República ha decidido la separación e inhabilitación de dos integrantes de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), organización que reemplazó al Consejo Nacional de la Magistratura. Los argumentos fueron el exceso de edad de un miembro, contrario a lo que establece la Constitución, interpretarla cuando no les corresponde, y adelantar opinión respecto a la inhabilitación de una fiscal. Los defensores - que acuden a instancias internacionales -  manifiestan que se está fracturando la independencia de poderes, y debilitando los juicios contra políticos corruptos; no obstante, ni tirios ni troyanos evalúan el principal motivo para su permanencia o desactivación, como es la función de esta organización, cuyo objetivo es la estabilidad del sistema nacional de justicia, a través de la reducción de la provisionalidad de jueces y fiscales, lo que no se está cumpliendo. Según el último boletín estadístico del poder Judicial, en marzo 2022 (no he podido obtener otro actualizado), a nivel nacional se desenvuelven 3,526 jueces, de los cuales 43% son titulares, 19% provisionales, y 37% supernumerarios, es decir, ‘jueces en forma temporal, para cubrir las plazas vacantes que se generen en las cortes superiores que no puedan ser cubiertas por magistrados titulares’, y estos últimos se han incrementado respecto al año anterior. Al respecto, la Corte Suprema de Justicia es la de mayor provisionalidad, ya que los ‘provisionales’ (47) son cinco veces más que los ‘titulares’ (9).

 

En los jueces especializados y letrados de paz – que representan la mayor cantidad de órganos jurisdiccionales y la base del sistema de justicia –, la provisionalidad alcanza 57% y 73%, respectivamente. Respecto a los 8,028 fiscales, solo 36% eran titulares, 11% titulares ‘promovidos provisionales’, y 53% ‘provisionales’, incrementándose estos últimos respecto al año anterior. En las fiscalías provinciales, los provisionales representan 57.5%, y en la instancia suprema, 55%.  ¿Se puede exigir independencia jueces y fiscales, y aprobar la performance de la JNJ, con con estos indicadores?

 

Cambiando de tema, FLV me envió una cita de ‘Autoforo AAP 2018’, de Edwin Derteano, que dice: “Francisco Pizarro se desplazaba en Lima, en su caballo, a 14 Km/h. Hoy lo hacemos en automóvil – con muchos caballos de fuerza – a 8 Km/h”. En la década de 1970, el transporte desde el distrito de Miraflores hasta Lima, por la Vía Expresa, no demandaba más de 10 minutos. Se está promoviendo el uso de la bicicleta, y de no corregirse el tráfico, quizás habrá que evaluar el retorno a los equinos. Dicho sea de paso, el llamado ‘Zanjón’ de Luis Bedoya Reyes, fue inaugurado en su primer tramo, en 1967. Más de medio siglo después, nunca hemos apreciado se esté haciéndole algún mantenimiento o reparación, a diferencia de hoy cuando los puentes se ‘desploman’, y las pistas se destrozan con una garúa. Gobernadores y alcaldes deberían seguir el ejemplo de Bedoya.

 

En la provincia Piura, donde 10% de los hogares no acceden al servicio de agua por red pública, donde un porcentaje importante tiene problemas para contar con dicho servicio las 24 horas del día, y donde la empresa responsable constantemente realiza ‘cortes’, el espléndido alcalde está construyendo un ‘Parque de las Aguas’, derribando árboles  con medio siglo de vida, y destruyendo flora y fauna, sin importarle la oposición de los vecinos, y disponiendo de 13 millones de soles, cuando la ciudad está con pistas y veredas destrozadas.

 

Todos los meses más de un diario y canal de televisión publican encuestas sobre la popularidad del Ejecutivo y el Congreso de la República, y estas no superan un dígito; sin embargo, ¿por qué no interrogan sobre la apreciación de la prensa y del propio medio, por parte de la población? ¿por qué no consultan cuál es la confianza en las encuestadoras? Lo real es que los peruanos recelamos de todas las instituciones, personajes públicos y privados, y estas propagaciones no contribuyen a un clima de estabilidad, más aún con la persistencia con que se hace. Además, ¿popularidad es sinónimo de eficiencia, calidad, honestidad y otras virtudes?, de ser así el programa ‘Esto es guerra’ se lleva la medalla de oro.

 

Una nueva inclinación para la contratación de trabajadores a puestos de importancia está en la exigencia de maestrías y doctorados, como si estos fueran sinónimos de capacidades, desestimando la experiencia y las trayectorias honestas y exitosas. No olvidemos que el expresidente Castillo tenía maestría, por lo cual habría sido – en esa línea – un buen prospecto para esas empresas y organizaciones. Para un cargo ‘ejecutivo’, lo importante es la capacidad de gestión, la pericia en alcanzar objetivos.

 

Bienvenido el retorno a la bicameralidad según la mayoría de los políticos, y de acuerdo a entrevistas, tendremos una ‘oratoria más decente, parlamentarios con mayor calidad y sin golpes e insultos, más mesurados y académicos’, y numerosos atributos más. ¿Significa ello que los actuales congresistas carecen de dichos atributos, y en todo caso se les debería impedir postular al Senado?, ¿Cuál será la reforma que se implementará para conseguir el objetivo de esa cámara tan ducha y experimentada?


 

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page