top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Carlos Ginocchio / El sistema financiero peruano (4 de 5)


3 - propuestas de candidatos y recomendaciones


¿Cuáles son las principales propuestas de los candidatos a la presidencia y el Congreso de la República? No me pronunciaré sobre quienes pretenden retirar la autonomía al BCR o la SBS, independiente al cambio de directivos, lo cual sería perjudicial.


Un candidato propone adquirir a través del Banco de la Nación la deuda de 5 millones de peruanos. No aclara si se trata de 5 millones de los 9.5 millones con créditos de consumo, lo cual representaría un desembolso de S/ 35,000 millones que sumados al bono por S/ 36,000 millones que también propone, representarían S/ 71,000 millones, o si se trata de los 2.5 millones de créditos a las mypes, lo cual demandaría un desembolso de S/ 25,000 millones, y los restantes 2.5 millones de créditos a los de consumo, por lo que esta segunda alternativa demandaría S/ 42,500 millones de soles, que sumados al bono mencionado, significaría un desembolso de S/ 78,500 millones de soles. Ello es irreal, y aún contando con estos recursos, está pendiente definir la operativa: posibilidad de estos clientes de acceder nuevamente al sistema financiero, clasificación en centrales de riesgo, sistema de cobranza, definición de provisiones, administración de la cartera, y proveniencia de los recursos.


Otra propuesta consiste en que el sistema financiero a quienes paguen en su fecha las primeras cinco cuotas de un crédito, se les reduzca la tasa de interés anual a 30%. Esta solución pareciera más una recomendación de política para la banca antes que la posibilidad de la ley. De hecho, el sistema financiero debería aplicarla en sus evaluaciones de riesgos; no obstante, le bastaría a las Ifis con incrementar la tasa de interés a un nivel que a partir de la sexta cuota con 30% anual, les resulte los intereses esperados desde el desembolso. Además, surgen interrogantes operativas: aplicación de similar tratamiento a créditos a 12 meses como a 24 o 36, régimen similar para tarjetas de crédito que no tienen plazo de vencimiento, exigencia similar a la banca múltiple que a las cajas municipales. Coincido que este tipo de políticas debería aplicarla el sistema financiero para aquellos clientes que demuestren cumplimiento en sus créditos, y por cierto, un menor nivel de riesgo demostrado con la propia experiencia.


Un candidato propone que el Banco de la Nación (BN) se comporte como banca comercial (hoy ya realiza préstamos a trabajadores públicos con la garantía de descuento por planilla). Independiente a la exigencia constitucional que puede modificarse, sería importante definir cuál sería el esquema de competencia, pues los recursos que capta el BN - a través de nuestros impuestos – tienen costo ‘cero’, lo que resultaría en una competencia desleal, y más aún, esta institución no cuenta con la tecnología ni el recurso humano para evaluar diferentes modalidades de créditos u ofrecer otro tipo de servicios como los que demandan muchos micro, pequeños y medianos empresarios. La cereza está en la pregunta de si sería – como el resto de ifis – supervisado por la SBS, con la posibilidad de ser intervenido de ser el caso.


Está el candidato que propone crear un fondo de US$ 1,000 millones para prestar a micro y pequeños empresarios a través de las cajas municipales, cajas rurales, e instituciones orientadas a la micro y pequeña empresa. Dicho monto representa 10% de su actual cartera de créditos, por lo que sería improbable lo puedan colocar en el corto plazo, con la urgencia que requieren estos sectores.


Está el candidato que, acertadamente, propone la ampliación del Reactiva, no solo a más micro y pequeños empresarios, sino también el alargamiento de los períodos de gracia (más allá de la duración de la pandemia sería adecuado), y la revisión por parte de la SBS de las provisione exigidas a los bancos durante la crisis sanitaria, para permitirles mayor flexibilidad y menores costos.


9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page