top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Carlos Ginocchio / Las palabras malditas 15


Incluyo las que considero las ‘palabras malditas’, sus significados, origen, etimología, usos, y presencia en la vida diaria. Es un tratado, especialmente, de investigación.


20. Huevón, huevada, huevear. ‘Huevón’ (guevón), según la RAE, es un vulgarismo despectivo que se refiere a una persona tonta, simplona, en Paraguay, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Perú, Chile, y Paraguay. En México, Guatemala, Honduras, España, Nicaragua, Panamá, y Cuba, es una persona holgazana, poco trabajadora. En Panamá y Cuba, también es una persona fresca y aprovechada. En Honduras y España también se refiere a un ladrón. En Honduras y Nicaragua puede usarse para alguien valiente o buena persona, pero con ‘g’ inicial. En Puerto Rico, referido a persona, que pretende conseguir cosas fuera de normas y reglamentos, atrevida. En Bolivia, Chile, y Argentina, persona apocada, de poca valía. En Chile y Perú se usa la frase ‘ni huevón’ (ni loco, subrayando el rechazo a algo que ha sido propuesto).

En el Perú tiene diferentes y variadas acepciones, así como derivados: ‘hazte el huevón’ (simula ser tonto), ‘huevada’ (tontería, cosa sin valor o perjudicial), ‘huevear’ (holgazanear, también engañar).

La palabra huevón es el aumentativo (-on) de huevo. La palabra latina ovum (huevo) se asocia a la raíz indoeuropea *awi- (pájaro), que también dio en latín avis (pájaro, como en avicultura, avión, avestruz y aviar); y en griego oón (huevo, como en oocito, ooteca, oogonia y oogénesis).

En América del Norte (México) tienen una clase diferente de huevones que en América del Sur (Chile, Perú, Argentina). La palabra ‘huevón’ se refiere a un hombre con grandes testículos, en Chile y Perú un tonto porque los grandes huevos (testículos) te pesan mucho y no te permiten pensar, y en México a alguien flojo porque le pesan mucho los huevos (testículos) y le es imposible trabajar correctamente. Aunque en México es un gran insulto, en Perú y Chile puede usarse, contrariamente a lo anterior, en forma amical: “¿cómo estás huevón”? y la jerga juvenil ha contraído el saludo a la expresión ‘on’. Es curioso que en un país machista como México, el tener huevos (testículos) enormes, sea un insulto, más aún cuando en dicho país – y también en Perú – la frase ‘tener huevos’ implica valentía, arrojo, y coraje, pero es una palabra que puede tener diferentes significados según el contexto y situación en que se emplee. Parte de esta información la he obtenido http://etimologias.dechile.net/, y otra parte de los conocimientos de quien escribe. En la web mencionada, se afirma que ‘huevón’ proviene de los ‘toros huevones’, a los que no se les capa, los sementales, que tienen una mejor vida que los capados, que deben dedicarse al trabajo (arar la tierra, jalar una carreta). De ahí, el significado de ‘ocioso’ y su derivado ‘huevear’, que puede significar ‘holgazanear’, aunque también ‘engañar’ (en Perú).

La reconocida lingüista y congresista lo define en su obra en "El habla culta": en el habla vulgar y familiar del Perú y otras partes de América (también se documenta actualmente en España) este adjetivo sustantivado se usa, con su femenino huevona, para referirse a la persona pusilánime. Se trata aquí de un aumentativo formal de huevo “testículo” (la connotación sexual se ha borrado en huevona). ‘Huevón’ figura en el DRAE, referido a América, desde su edición de 1984; en la última (2001) aparece como término vulgar de la lengua general. Huevones y huevonas suelen hacer huevonadas, es decir, tonterías.

El ‘huevón’ es una categoría de ‘cojudo’ que si viviera Sofocleto, la habría agregado en su obra ‘Los cojudos’.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page