top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Eloy Durán / Deudas que generan dudas


Tras 19 semanas, el COVID-19 superó los 4 millones de contagiados y sigue muy presente en el mundo. El origen fue Asia que totalizó el 13% de los contagios y el 6% de las muertes del globo; y su mayor expansión se dio hacia Europa y América (con el 42% y 43% de los casos confirmados; y 94% de los decesos). En Asia, el mayor impacto se dio en Irán, China e India (5% del total global). En Europa, se dio un tercio de los casos en Turquía, Alemania y Rusia, además de Francia, Reino Unido, España, Italia y el nuevo líder en decesos, Reino Unido. En América, se dio los mayores casos por el Norte en Estados Unidos (un tercio de los decesos en el mundo), Canadá y México (12º y 15º con más fallecidos); y por el Sur hay más muertos en Brasil (6o), Perú (19o) y Ecuador (20o). El manejo sanitario y económico en el Perú En la parte sanitaria, no ha tenemos buen desempeño: con la cuarentena más severa de Sudamérica, tenemos el segundo lugar en contagios y fallecidos. En la economía, sucede igual: se tiene el mayor paquete reactivador (12% del PBI), y se prevé -junto a México, Brasil y Argentina- la mayor recesión de la Región. En mayo, se puede definir esta situación por cuanto estamos atravesando la meseta de mayores contagios y decesos, y porque comienza el relanzamiento de la economía en forma decidida, pero segura con la implementación de protocolos de bioseguridad y en cuatro fases durante las siguientes semanas. Deudas que generan dudas La reactivación dependerá primero de la rapidez para superar esta fase de contagios y decesos, en especial en la Costa Norte (entre Tumbes y Ancash) y en la Selva (Loreto y Ucayali). En segundo lugar, influirá la coherencia y eficacia del plan económico COVID-19. Y, finalmente, debería considerarse la economía del país, empresas y familias, con más deudas que fortalezas en la actualidad. El Estado enfrenta una caída de los ingresos tributarios y una emisión de bonos (US$ 7,000 millones), así como el posible uso del FEF y la línea del FMI (US$ 11,000 millones). Las empresas enfrentan problemas, sobre todo en el Sector Terciario (el único que creció en 2019, principalmente en Turismo y Servicios) y también en la pequeña empresa, poca favorecida por los estímulos fiscales. Finalmente, con menor empleo e ingreso, y acumulando deudas desde el 2016 (tributarias, financieras y comerciales), las familias enfrentan dificultades para asumir sus gastos en alimentación y educación, por lo que habrá que prever préstamos personales o un mayor uso de CTS y AFP, para que haya capacidad para consumir la producción que se relanzará y sostener la economía del país.


31 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page