top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Eloy Durán / El desafío de Latinoamérica


El impacto del COVID-19 en la Salud El virus se originó en Asia (que acumula 13% de los contagios), luego destruyó Europa (que tiene el 42% de los infectados) y finalmente se posó en América, convirtiéndola en el nuevo foco de la enfermedad con 44% de los casos. Asia apeló sobre todo al confinamiento parcial. Además de la disciplina oriental, se resalta la concientización en Japón, el reparto de comida en China y el seguimiento con GPS en Corea del Sur. Hoy, son nuevos focos India, Pakistán, Irán, Arabia Saudita, Qatar y Bangladesh. Por su parte, Europa enfrentó los mayores casos en España, Rusia, Reino Unido, Italia, Francia, Alemania; además de Bélgica, Países Bajos y Suecia. Pese a la fortaleza del servicio de salud, se falló en la no adopción de estrategias conservadoras de contención. América tuvo mayores problemas en Estados Unidos, Canadá y México (Norteamérica), República Dominicana (Caribe) y Panamá (Centroamérica). Además, resaltan en Sudamérica: Brasil, Perú, Chile y Ecuador; así como Colombia y Argentina. Hoy América es la zona caliente, pues estamos en la meseta o pico de la curva (como México, Perú, Chile, Colombia o Argentina). El impacto del COVID-19 en la Economía Según el FMI, el Mundo caerá 3%, Europa 7,5%, Estados Unidos 5,9% y Japón 5,2%; y sólo crecerían India (1,9%) y China (1,2%). Por su parte, tras crecer en promedio anual 0,4% entre 2016 y 2019, Latinoamérica espera caer 5,2%. Caerán fuertemente los tres grandes (Brasil 5,3%, México 6,6% y Argentina 5,7%) y los tres siguientes: menos Colombia (2,5%) y más Chile y Perú (4,5% ambos). Finalmente, en los extremos, Paraguay caerá 1% y Venezuela 15%. La estrategia de reactivación Tras una cuarentena severa (Perú), parcial (Colombia, Chile y Argentina) o imperfecta (Estados Unidos, Canadá, México, Brasil y Ecuador), ya se está pensando en la “desescalada”. Algunos países han salido con problemas en la etapa de descenso de contagios, mientras que nuestros países de la región deben hacerlo en la meseta de muchos contagios. Es un desafío importante para Latinoamérica, pues podría generarse un rebrote con consecuencias mayores que los beneficios que se piensa alcanzar. Por ello, hay que continuar con las pruebas, mantener medidas de precaución, establecer protocolos de cumplimiento y seguir impulsando la innovación en los negocios.


56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page