top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Fabiola Morales / Relaciones Congreso y Gobierno


El gobierno de Perú Libre, a través de sus más altos representantes, no han ocultado su desdén por el Congreso de la República, insistiendo en una Asamblea Constituyente que, para ellos, sería como ver cumplidos sus sueños de una nueva Constitución para el Perú.


Durante esta semana, el Ejecutivo ha llevado a cabo gestos de acercamiento y pedidos; como que también ha recibido varios goles que, su representación parlamentaria no ha podido atajar, como es el caso de la pérdida de la Comisión de Educación y la creación de Comisiones Investigadoras que no son de su agrado.


El presidente José Pedro Castillo, visitó a la presidenta, María del Carmen Alva, de Acción Popular, en un acto protocolar que, finalmente, se convirtió en un pedido puntual para que la bancada de Perú Libre, presida la Comisión de Educación, asignada por votación, a Renovación Popular.


Un acto que, más que sumar a la buena voluntad del Ejecutivo con la representación nacional, se volvió hostil, en la medida que presentó al Jefe de Estado como una persona mal asesorada y desubicada. De ninguna manera, podía pretender influir en otro poder del Estado, como es el Congreso, y menos intentar, cambiar una votación democrática interna, como lo hizo.


La presidenta Alva, en su momento, puso a votación del Pleno el Cuadro de Comisiones, el mismo que fue ratificado, según los acuerdos parlamentarios con 81 votos a favor y 33 en contra y aunque Perú Libre, planteó la reconsideración, fue rechazada por 77 votos a favor y 33 en contra, quedando Educación en manos de Renovación Popular y todos los acuerdos cerrados. ¿Había necesidad que el Presidente de la República se gastara en estos recados infructuosos?


Por otro lado, en la sesión plenaria del Congreso, se aprobaron Comisiones Investigadoras que, tampoco fueron del agrado del Ejecutivo y el ministro de Justicia, Aníbal Torres, se apuró en manifestarlo quejándose del supuesto “gasto” que significarán; argumento que llega justo cuando el huésped del gobierno Evo Morales, se hospeda en el más caro hotel de Lima, almuerza y cena en los restaurantes más costosos y cuenta con movilidad y un personal policial que lo resguarda, pagado con los impuestos de todos los peruanos.


Al Ejecutivo, le molesta, especialmente, la creación de la Comisión Investigadora del proceso electoral de las elecciones generales; tanto que el vocero de PL, Waldemar Cerrón, presentó una moción para reconsiderar la creación de esta comisión. No se entiende por qué no quieren ver al Presidente del Jurado Nacional de Elecciones, de la ONPE ni del RENIEC, siendo interrogados por los parlamentarios públicamente sobre un proceso electoral que, ha sacado a las calles a gran cantidad de personas, protestando sobre este asunto.


Por último, en la jornada parlamentaria del jueves, se aprobó reactivar la Comisión Especial para la elección de magistrados del Tribunal Constitucional (TC), cuestión urgente para la ciudadanía; pero que el gobierno hubiera preferido, dejar para más adelante para priorizar, en cambio, la remoción de los miembros del directorio del Banco Central.


En un escenario político donde el gobierno pierde por goleada, se presentará el 26 de agosto el PCM Bellido a fin de solicitar un voto de confianza para un gabinete bastante criticado y golpeado.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page