top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Herberth Cuba / Incertidumbre y vaivenes en el Minsa

Sobre la implementación de la política general del sector salud 2021-2026

En días recientes las controversias al interior del Ministerio de Salud (Minsa) y del Consejo Nacional de Salud se han agudizado y cobrado ribetes de ingobernabilidad. Por un lado, desde el primero de junio del 2022, mediante Resolución Ministerial 405-2022/Minsa, se ha encargado al jefe de Gabinete de Asesores del despacho el puesto vacante de viceministro de Prestaciones y Aseguramiento, debido al cese de su titular, ocurrido en la víspera (RS 011-2022-SA). El aludido jefe de gabinete de asesores fue designado el 11 de febrero del 2022 (RM 075-2022/Minsa) por el exministro Hernán Condori. En un hecho curioso, el 29 de setiembre fue cesado de la encargatura de viceministro y en su lugar ha sido designado, en adición a sus funciones como encargado del puesto de viceministro de Prestaciones y Aseguramiento, el actual viceministro de Salud Pública (RM 772-2022-Minsa).


Es decir, ahora existe un solo funcionario a cargo de ambos viceministerios, en contra del espíritu de la separación de funciones que señala la Ley Orgánica del Minsa (DL 1161). También llama la atención que no exista preocupación por parte del presidente de la República de designar al faltante viceministro; por eso el ministro de Salud ha “tenido que recurrir” a la figura del encargo en el puesto, mediante resoluciones ministeriales. Sin embargo, parece curioso que desde el 31 de mayo del 2022 el ministro de Salud no haya logrado que el presidente de la República designe un viceministro, porque resulta improbable que por cálculo político y mutua conveniencia hayan preferido no hacerlo.


En todo caso, el ministro debería hacer de conocimiento público, a quienes ha propuesto y por qué no fueron designados por el presidente. Solo para comprender la magnitud de la gestión del viceministro de Prestaciones y Aseguramiento, basta mencionar que tiene a cargo las designaciones de los funcionarios de todos los hospitales y direcciones de las cuatro redes integradas de salud de Lima Metropolitana. Es decir, de todo el aparato prestacional del Minsa, desde los puestos y centros de salud hasta los hospitales e institutos especializados, pero además, las direcciones generales de Operaciones, de Personal, de Telesalud, Referencias y Urgencias, así como la de Aseguramiento e Intercambio Prestacional, con estrecha relación con el Seguro Integral de Salud. Además, tiene a cargo el Programa Nacional de Inversiones en Salud (Pronis) y el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares). Asimismo, las direcciones generales tienen relación estrecha con varios comités permanentes del Consejo Nacional del Sistema Nacional de Salud.


Por otro lado, el mismo día 29 de setiembre en que fue cesado el encargado del despacho viceministerial, el Minsa publicó en sus redes sociales que “el Consejo Nacional de Salud aprobó la conformación de una Comisión de Trabajo Temporal para la construcción del Sistema Nacional de Salud, universal, unificado, gratuito, descentralizado y participativo”. Sin embargo, el comunicado del Minsa no aludió a los conflictos dentro de las sesiones, que obligaron a suspender la sesión que se llevaba a cabo el 20 de septiembre. Luego se continuó el 22 pero volvió a suspenderse debido a las controversias, y fue retomada el día 29 de septiembre, en que se votaron los acuerdos y que dieron origen al aludido mensaje de las redes sociales. El dato a tomar en cuenta es que la citación para la sesión del 22 es realizada por el jefe de Gabinete, representante del ministro en el Consejo Nacional de Salud; sin embargo, la citación a la sesión del 29 ha sido hecha por el propio ministro de Salud. A esas alturas, el jefe de gabinete acababa de dejar el cargo de viceministro.


La controversia tiene como fundamento la creación de comisiones para implementar la política general del gobierno para el periodo 2021-2026 (DS 164-2021-PCM), con la finalidad de establecer “un sistema de salud universal, unificado, gratuito, descentralizado y participativo”, que tuvo como antecedente la filtración a la opinión pública de un supuesto pedido de facultades al Congreso para legislar en materia de salud, durante las gestiones de los ministros Mirtha Vásquez y Hernando Cevallos. Entonces, en claro desconocimiento de los consensos logrados en el Foro del Acuerdo Nacional del año 2020, se pretendía “cambiar de adscripción al Seguro Social de Salud (EsSalud) del sector Trabajo al sector Salud”. Además proponía “habilitar al Poder Ejecutivo para que intervenga en el mercado farmacéutico nacional y se garantice el acceso a los medicamentos a la población, bajo el entendido de que la libre competencia no es un derecho absoluto, sino que encuentra límites en el bien común y debe ejercerse en armonía con la finalidad social del Estado”(*).


En ese contexto, el Minsa sustentó ante la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) la creación de una Comisión de Alto Nivel (CAN) con la participación de los ministerios de Economía, Trabajo, Defensa, Interior y Justicia, EsSalud, Asamblea de Gobiernos Regionales (ANGR), municipalidades (AMPE), Usuarios (a través de Susalud), OPS, así como, un representante de las facultades de ciencias de la salud públicas y uno de las privadas. Como se puede apreciar se ha excluido al sector privado y a las organizaciones de la sociedad civil, así como, a los gremios profesionales y sindicales del sector salud, entre otros participantes más. La falta de lineamientos u orientación estratégica, la omisión de los consensos del Foro del Acuerdo Nacional y la exclusión de legítimos representantes generó controversia y conflicto.


Como paliativo, el ministro propuso “la conformación de la Comisión de Trabajo Temporal en el seno del Consejo Nacional de Salud de forma paralela a la propuesta de creación de la Comisión de Alto Nivel en la PCM (CAN)”. Asimismo, recriminó que el encargado de gestionar la aprobación del CAN, que ha sido la DGAIN (a cargo del viceministerio de Prestaciones y Aseguramiento), “no nos ha podido definir una fecha exacta para contar con dicha aprobación”. ¡Cuidado! Parece que las decisiones vendrán de la PCM y los actores involucrados ni siquiera percibirán el sentido de la reforma.


3 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page