top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Pensando en la pospandemia (3 de 3)


La investigación, el desarrollo, la innovación, la tecnología, lo natural y el pensamiento creativo, imaginativo, son la base de la nueva realidad. Seguir haciendo lo mismo sin esforzarnos en aceptar el cambio y cambiar para nuestra mejora personal, empresarial y de nuestra sociedad, debe ser un propósito mínimo común que, para el Bicentenario, nos debemos regalar todos los peruanos.


Pensemos. Los mejores economistas, analistas de nuestra vida actual, coinciden prospectivamente en qué se nos avizora, y cómo buenos peruanos debemos entender lo que se nos viene y anticiparnos con planes preventivos, de desarrollo, de contingencia, a lo que con claridad de los hechos, la historia nos está advirtiendo de que va a suceder y que los cambios son irreversibles y no nos regresan a tiempos anteriores. Así somos nosotros, las personas, siempre nos transformamos, nos adaptamos y nos renovamos. Nuestra evolución cómo especie humana es permanente. Cómo peruanos debemos decidir, cuanto queremos evolucionar.


Y adaptarnos a que el trabajo a distancia continuará, y que los asistentes digitales serán más importantes que las oficinas, y que los viajes e trabajo se reducirán, ya que se pueden hacer en línea. Las casas se volverán más tecnológicas y adaptadas al trabajo diario. La productividad ya no depende de un jefe que te revise, ahora es por medio de plataformas que te ayudan a medir resultados. El mundo cambió en el 2020, las empresas que no inviertan por lo menos 10% en nuevas tecnologías desaparecerán.


Una empresa tecnológica, nueva y fresca hoy, puede desbancar a una que lleva haciendo lo mismo en los últimos 50 años.


El turismo por entretenimiento regresará con fuerza cuando superemos esta pandemia. La especie humana festejará. La privacidad, será difícil de manejar. La Inteligencia Artificial (IA) generará mucho desempleo, cómo ayudará a comprender mejor los cambios y su dinámica de cambio. Los estudios serán por internet, y ya dependerá de cada uno, el estar apto permanentemente o no, globalmente.


La economía personal cambia, son múltiples las variables de generar ingresos, se racionaliza y se adapta al cambio tecnológico. El mundo se digitaliza cada vez más, el comercio seguirá creciendo en línea. El cambio climático será tema prioritario de agenda nacional y global. La salud mental se vuelve un tema a tratar, luego de este período de angustia e incertidumbre. Las grandes problemáticas como la educación, la salud, la energía, la seguridad, la política, la destrucción de la clase media, viven el desarrollo de soluciones por parte de las empresas tecnológicas. Todo se va a lo natural y saludable. Este 2021, será para el mundo como un nuevo inicio. Un renacimiento. Le gente replanteará sus metas personales, de trabajo, de salud, de dinero y espirituales, ante este cambio tan significativo.


Todo eso significa grandes oportunidades para satisfacer todos esos requerimientos y cambios de pensamiento. La transformación digital y las nuevas formas de trabajar hacen que el mercado laboral busque perfiles flexibles que den salida a unas demandas que hace años ni siquiera existían. Todo esto es cambio, y ¿Cómo vamos a afrontar el cambio? ¿Cómo nos vamos a insertar en esta nueva realidad global?


¿Qué planes para nuestra sociedad, nos presentan los candidatos, para iniciar nuestro tercer siglo de independencia?


“Un largo viaje, se inicia con un pequeño paso”

Proverbio chino


8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page