top of page
  • Foto del escritorJuan de Dios Guevara

Juan de Dios Guevara / Reaccionemos (1 de 2) 



Muchas veces se repite como si fuera un karma, “Perú, el país de las oportunidades perdidas”, y con la clase política que tenemos, otra vez más se cumple este maleficio.

 

El Congreso con su sanción a los miembros de la Junta Nacional de Justicia (JNJ); el Tribunal Constitucional (TC) con el indulto a Fujimori, y el Gobierno con su violación a los derechos humanos, y su complicidad con los políticos que los mantienen en el poder, han logrado que la confianza se diluya, los capitales huyan del país y en el exterior nos vean como un país no democrático, por lo que las oportunidades económicas y el tiempo, una vez más se desperdicien.

 

A quién se le va a ocurrir invertir en un país que tiene tantos recursos y posibilidades, en un panorama tan incierto. Ahora encima, preparémonos a las sanciones de los organismos internacionales, y a las consecuencias de menor empleo, más pobreza, más delincuencia.

 

Necesitamos una democracia participativa. La representativa ya fue, no representan a nadie. Un alto porcentaje, más de la mitad, de los 130 congresistas, tienen pendientes con la justicia. Muchos candidatos las tenían y todas las 21 organizaciones políticas que se presentaron, a las últimas elecciones, también. Es un mal sistema electoral. No filtra nada. Y ahora, lo han empeorado más, para su propio favorecimiento, sin importarles que más de 9 de cada 10 peruanos no los quiere.

 

Ganan el puesto de congresista con muy pocos votos, algunos no llegan a los tres mil votos, lo que no significa representación alguna. ¿Qué y a quién representan? Ejemplo, una congresista del fujimorismo, que en la prensa y en las redes se la conoce cómo “la tendera”, con foto de su detención, por robarse en una tienda artículos de higiene y belleza, sin ningún estudio, que entró a palazos y combazos a la casa de su padre, entre otras “perlas”, es congresista. Es demasiado. Esto es una vergüenza nacional.

 

Y así cómo el ejemplo, hay un montón de congresistas, que no saben dónde están parados, y que nunca han ganado el dinero que ahora les pagan, y encima son capaces de no respetar la voz del pueblo expresada en una consulta democrática hecha por referéndum, en el 2018, y para lograrlo se cambian 50 artículos de la Constitución sin ninguna consulta popular. Dictadura congresal. Mala imagen externa.

 

Es que, para éstos mal llamados, “partidos políticos”, la cuestión no es el Perú y su presente y futuro. La cuestión es conseguir dinero de donde sea y como sea, para meter publicidad 24 horas los 365 días al año, y sacar congresistas, que no importa tampoco quienes sean. Lo importante es sumar votos para manejar el congreso y poder limpiar todas las trampas hechas y poder seguir haciéndolas. Para eso quieren el poder, para lograr su impunidad, llenándose los bolsillos.

 

Y lamentablemente, la gran mayoría mirando, con una pasividad que asusta. “De las aguas mansas líbrame Señor”. Es hora del líder. Este es el momento de quiebre, si no, cómo dicen los jóvenes, “ya fuimos”. Mucha mediocridad que debe desaparecer, para caminar hacia un futuro mejor para todos. Es hora del cambio.

 

Necesitamos liderazgo, equipo de líderes, con visión de estadistas, con visión al futuro. Nos estamos haciendo mucho daño y perdiendo mucho tiempo. Miren la cantidad de dinero que está saliendo del Perú, y la cantidad de peruanos que se están yendo del país. Se estima que han salido más de 22 mil millones de dólares y un millón de peruanos, respectivamente.

 

Lo del mega puerto de Chancay, resulta ser una infraestructura que potenciará la logística del comercio, creando nuevas rutas de exportación y permitiendo que el Perú recupere su posición de liderazgo portuario en el Pacífico Sur. La consolidación del proyecto marcará un hito en la evolución de la infraestructura portuaria nacional, con el potencial de transformar el panorama comercial en América Latina.

 

En noviembre de este año que se inaugurará, con seguridad habrá mayores oportunidades de negocio en los rubros de logística, manufactura de la más avanzada tecnología e innovación, desarrollo inmobiliario e incluso turismo y comercio. Será un motor clave para impulsar el comercio internacional y atraer inversión extranjera, aprovechando esta posición estratégica de ser un nuevo centro de conectividad, en el centro del Pacífico sur, con ruta marítima directa al enorme mercado asiático.

 

Pero con esta clase de políticos, sólo vendrán los chinos, que son muy flexibles con las barbaridades antidemocráticas que encuentren al frente, con tal de lograr sus propósitos, que los tienen muy claros.

 

Los chinos hoy en día son los primeros socios comerciales de más de 140 economías del mundo, entre ellas, la peruana. Las prospectivas señalan que tarde o temprano, al ritmo que va su economía, los avances en calidad con la tecnología que van logrando, para cumplir su plan de Made in China a Invented in China, van a superar a la economía americana.


 

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page