top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Manuel Luque / Logros con la nueva normalidad (1 de 3)


Ventajas de la virtualidad en la educación superior y universitaria


Introducción

La pandemia del Covid-19 condicionó la implementación de las clases virtuales como una respuesta efectiva para la continuidad de la educación en todos sus niveles. Esta adaptación ha cumplido su objetivo y ha sido validada en muchos aspectos, incluso en las evaluaciones y exámenes mediante programas de monitoreo y vigilancia remota de exámenes y pruebas virtuales, como el que desarrollamos con mi grupo de investigación en la UNI en octubre 2020, que está en espera de ser implementado.

La educación remota creció exponencialmente en el planeta durante la pandemia al igual que el teletrabajo y han llegado para quedarse, no hay vuelta atrás, el mundo cambió en un antes y un después de la pandemia. En el presente estudio se mostrarán las ventajas técnicas, sociales, ambientales y económicas de las clases virtuales en comparación con las clases presenciales. Si bien se ha aplicado en la pandemia en todos los niveles educativos, la educación presencial es más efectiva para los estudiantes escolares, dado que en las escuelas no solo se enseña sino se forma al estudiante en hábitos, responsabilidad y actitudes para el futuro.



Figura 1. Clases virtuales llegaron para quedarse

En la educación superior y universitaria, todos los cursos pueden desarrollarse virtualmente, con excepción de los cursos que incluyan laboratorios, en los que se experimente con equipos y herramientas físicas, los que podrían realizarse presencialmente, no así los laboratorios de cursos en los que se desarrollan exclusivamente con software. Para estos últimos las clases remotas han demostrado mejor efectividad en los resultados, tanto paras los estudiantes como para la institución educativa. A continuación, se presentan las ventajas de la educación remota, respecto a la presencial.

Ventajas técnicas

En las clases virtuales se facilita la construcción del conocimiento a través del aprendizaje colaborativo en la plataforma virtual, sinergia que es difícil de alcanzar en clases presenciales.

En un entorno de aprendizaje virtual hay una llegada más directa y motivadora a los estudiantes, sin las distracciones externas que ocurren en las clases presenciales, pues ante el monitor de su PC o laptop en casa es como que cada estudiante estuviera en la primera fila del aula física. Hay una mejor interacción que estimula la reflexión y la consulta on-line vía chat con el profesor.

Las evaluaciones se realizan de varias maneras, examen on-line con sistemas de monitoreo y vigilancia remota (proctoring), deberes para hacer en casa, exposiciones y presentaciones individuales y grupales.

En el laboratorio de un curso que utiliza solo software, la clase virtual permite que todos los estudiantes interactúen, nutriéndose cada uno de las experiencias de los compañeros que exponen compartiendo pantalla, pudiendo el alumno capturar pantalla y archivar lo deseado para su análisis posterior. El uso por el profesor de las pizarras digitales que se superponen a las diapositivas de clase emulan con efectividad a las pizarras físicas del aula presencial.

Dentro de este alcance, para mantener integridad y eficacia de la enseñanza, los cursos que se dictan con teoría y laboratorio con solo software deben permanecer con enseñanza virtual. Generalmente los softwares que se utilizan en laboratorio son de fácil acceso y disponibilidad.


Figura 2. Grandes ventajas técnicas de la educación virtual

En los últimos dos años de pandemia, se han obtenido resultados exitosos con la enseñanza vía clases remotas, lo que se evidencia por las notas en las evaluaciones y por la calidad de las exposiciones de los trabajos grupales.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page