top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Manuel Luque / Logros con la nueva normalidad (2 de 3)


Ventajas de la virtualidad en la educación superior y universitaria


Con el aula virtual se ha fortalecido el trabajo en equipo, el profesor sube a la nube nuevos archivos del curso en cualquier momento, los estudiantes se reúnen virtualmente y avanzan el trabajo grupal con aportes en un solo archivo compartido en la nube (Google Drive, Microsoft One Drive, Amazon Cloud Drive, Dropbox, ICloud ).

En una clase virtual hay mayor participación en clase, tanto del profesor para absolver preguntas con los alumnos, como entre los mismos alumnos, sea con intervenciones directas como vía el chat de la plataforma virtual. La clase queda grabada en la plataforma, lo que permite que los alumnos puedan repasar selectivamente lo expuesto en clase, a través de la línea de tiempo de la grabación, así cada alumno administra su tiempo y lugar de estudio. El profesor lleva mejor control de la asistencia, lo que permite le permite a él y a la institución contar con data digital que facilita elaborar indicadores estadísticos para optimizar el curso. Los alumnos pueden asistir virtualmente a clases desde cualquier parte del mundo, conectados vía laptop o vía el celular. Durante la clase virtual pueden acceder en paralelo a archivos electrónicos del tema y/o a sitios de Internet para aclarar conceptos de la clase en curso.



Figura 3. Asistencia a clases virtuales de cualquier parte del mundo

Con las clases virtuales hay un mayor tiempo de dedicación al estudio de los alumnos por el uso productivo en casa de las tres horas promedio que ahorrarán en ir/regresar a/de su centro de estudios.

Si no se van a usar equipos de laboratorio o si el laboratorio se desarrolla solo con software, la enseñanza a través del aula virtual es la mejor opción.

Ventajas sociales

Con las clases virtuales hay una dramática reducción del riesgo de contagio con el Covid-19 tanto en los profesores como en los alumnos, al evitar la permanencia en lugares cerrados como buses, aulas físicas, restaurantes. Este esquema de clases virtuales es particularmente aplicable para proteger la salud y librarlos de contagios del Covid-19 a los profesores adultos mayores, calificados como población vulnerable.

Reducción de riesgos de afectación a la salud, de accidentes de tránsito y de seguridad personal. Menor stress y preocupaciones por la movilidad, refrigerios y exposición a la delincuencia e inseguridad ciudadana.

Mejor aprovechamiento del tiempo improductivo de aproximadamente tres horas, empleados en el transporte para asistir a clases presenciales, con el consecuente fortalecimiento de los lazos familiares por la mayor permanencia en casa.


Figura 4. Lazos familiares se fortalecen con las clases virtuales

Menor desgaste de vestimenta, mochilas y zapatos, así como de consumibles, cuadernos, lapiceros, impresiones.

Con las clases virtuales no hay riesgo de paralizaciones en el avance del curso, como si lo hay en las clases presenciales por eventos inadvertidos, como falta de energía, asimismo por huelgas internas y externas.


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page