top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Victor Vasquez / Jorge Arevalo / Canon, pobreza y conflictos (4 de 7)

3. La obra y sus modalidades para robar al Estado


Las obras tienen varias modalidades para su ejecución, dependiendo de las capacidades y tipo de inversiones; así, el 56 % de las obras paralizadas venían siendo ejecutadas bajo la modalidad de administración directa, en este caso en particular los propios gobiernos subnacionales, en especial los gobiernos locales, son los encargados de su ejecución; éstos adoptan esta modalidad como estrategia de generar empleo local o cubrir sus propias planillas ya cargadas de empleados, modalidad muy proclive a la corrupción mediante la sobrevaloración de las obras, las planillas fantasmas o el desvío de los materiales de construcción de las obras. Tabla 4.


Otra modalidad de ejecución es la de Contrata, representando el 42 % de las obras paralizadas y el 69 % del total de costos actualizados; son obras de mediana a gran envergadura, ejecutadas por los gobiernos regionales y gobierno central; generalmente son estas obras que están impregnadas por actos de corrupción, siendo la causa principal, para su paralización.


Preocupante resulta saber, que el 26 % de las obras paralizadas tienen como su causal a la falta de financiamiento y liquidez, hecho que lleva a preguntarnos ¿cómo es posible, que el nivel de gobierno inicie una obra sin asegurarse del financiamiento necesario?, sabiendo que su paralización representará mayores costos. Para quien conoce el Estado, esta causal lleva a concluir que al interior del Estado (en todos sus niveles) existe una red o mafia de los proyectistas y de los estudios de inversión. Tabla 5.


Bajo estas mismas razones o causales, existen un 18,4 % del total de obras paralizadas, por el incumplimiento derivadas de las discrepancias que surgen entre el nivel de gobierno (contratante) y el contratista; los casos más sonados están relacionadas a las garantías “truchas” del contratista y los adelantos y valorizaciones sobrevaloradas en el avance de las obras, que al no ser reconocidas por el contratante, terminan siendo llevadas a arbitrajes en el país y, en algunos casos al arbitraje internacional. Tabla 5.


TERCERA PARTE: EL CANON

1. Canon, Gobiernos subnacionales y Corrupción

Los gobiernos regionales, que de acuerdo a ley deberían ser expresión de la descentralización administrativa del Estado, a partir de la explotación de los recursos naturales, minería, están siendo receptores de significativas e importantes transferencias monetarias por concepto de Canon, recurso que son asignados a los espacios territoriales y luego distribuido para los gobiernos subnacionales y universidades públicas, de dichas regiones. En teoría, son dineros que deben ser orientados a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y crear condiciones de competitividad regional que faciliten su inserción e integración a los procesos de globalización.

El argumento o narrativa construida, con el fin de justificar la satanización a la Constitución Política vigente y al modelo económico por parte de los sectores ideologizados de la llamada izquierda, progresista y radical, queda desvirtuado al señalar que el 2022 por concepto de Canon han sido entregados a los gobiernos subnacionales un total de 7,844 millones de soles, asignación que representa 168 % de incremento en comparación a lo recibido el 2021. Esta fuerte inyección financiera equivale a un tercio de los costos actualizados necesarios, para terminar las obras paralizadas.

En la narrativa ideologizada alrededor de la explotación de los recursos naturales (minería), concurren una conjunción de variables perturbadoras para todo proceso sano de crecimiento, para el desarrollo; lamentablemente en este discurso olvidan consciente y convenientemente abordar a la corrupción, ineficiencia e incapacidad de gestión de estos gobiernos, además del desorden, por decir lo menos, en las inversiones a realizar y lo olvidan adrede a pesar de ser protagonistas de estos gobiernos.

Estos álgidos problemas por los que atravesamos, ponen en tela de juicio y desnudan al mismo tiempo la precariedad y eficiencia de organismos que se dicen ser eficientes, pero que expresan su orfandad al construir las políticas de Estado, así como los planes y programas, nos referimos al CEPLAN (planificador) y al MEF (asignador de los recursos), a la Contraloría (control), y al Congreso de la República (fiscalización).

2. Pobres en regiones ricas, con Autoridades Corruptas

Como poder entender y aceptar, que, existiendo en manos de los gobiernos subnacionales, miles de millones de soles, las regiones sigan mostrando como cada año las brechas de insatisfacción en sus ciudadanos y la falta de infraestructura, va en crecimiento. La información que se presenta en la tabla 6, pretende dar algunas luces acerca de que algo seguimos haciendo mal y que, por bien del país, merece sea replanteado; nos estamos refiriendo a la necesidad de diseñar un nuevo modelo y estrategia de asignación y uso de los recursos del Canon, de manera que éste se tangibilize en beneficio directo y concreto para los grupos humanos de los territorios generadores del Canon.

Por ejemplo, el grupo 1 de las regiones cuyo nivel de pobreza en promedio es 30 % superior al promedio nacional y que tiene el 23 % del total de obras paralizadas, han recibido un total de 686 millones de soles el 2022, monto superior en 75 % en relación a lo recibido el 2021.

De igual forma, las regiones del grupo 2 muestran un nivel de pobreza en promedio 18 % inferior al promedio nacional, éstas como conjunto recibieron por concepto de Canon en conjunto 4,527 millones (2022) significando 151 % superior al recibido el 2021 (1,809 millones); a diferencia de estos millonarios aportes, también registran el 43 % del total de obras paralizadas.

Finalmente, el grupo 3, integrado por regiones que muestran un nivel de pobreza del 68 % inferior al promedio de pobreza nacional, es decir son regiones con menos pobres en el país, regiones que sólo representa el 7,5 % del total de obras paralizadas; los recursos del Canon recibidos el 2022, sumaron un total de 2,521 millones de soles equivalente a 250 % superior a lo recibido el 2021.



1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page