top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Zulema Manrique / Si reciclamos, damos vida al planeta

Uno de los grandes problemas de nuestro país y que debemos hacer frente y colaborar en forma conjunta como ciudadanos en la gestión adecuada de residuos sólidos. Según cifras del MINAM del año 2020, el país generó 7.9 millones de toneladas de residuos sólidos municipales. De estos, el 76.4% lo conforman residuos orgánicos e inorgánicos que tienen potencial de valorización (es decir, de ser aprovechables); sin embargo, solo se llegó a valorizar 59,021 toneladas, equivalentes a un 0.98%.


5 razones por las que debemos reciclar


1) Ahorramos energía y luchamos contra el cambio climático Menos consumo de energía. Si reciclamos reducimos el trabajo de extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas, lo que conlleva una disminución importante del uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos.


2) Usamos menos materias primas Si reciclamos el vidrio, el papel o el plástico ya no hay necesidad de hacer uso de tantas nuevas materias primas para fabricar productos. De este modo ahorraremos una cantidad importante de recursos naturales y conservaremos, entre otras cosas, nuestros bosques, los llamados pulmones del planeta, cuyo trabajo es fundamental para descontaminar el ambiente.


3) Fabricamos nuevos productos A través del reciclaje se crean nuevos productos. Aunque nunca te hayas parado a pensarlo, hay objetos cotidianos que nacen a partir del reciclaje.


- ¿Qué objetos se pueden emplear? Muchas cajas de zapatos tienen su origen en los tetrabriks, una llanta de neumático se puede fabricar con esas mismas latas de refresco que guardas y ese forro polar que tanto te abriga tiene su origen en las botellas de plástico PET.

- Se pueden reutilizar materiales variados y prolongar su vida útil transformándolos en objetos con un uso completamente nuevo. Así, una botella de vidrio puede convertirse en un portavelas,


4) Creamos puestos de trabajo Reciclar en casa supone preservar el medio ambiente y algo tan importante como ayudar a la creación y al mantenimiento de puestos de trabajo. Porque el proceso de reciclaje de residuos necesita de empresas y personas trabajadoras que recojan los distintos materiales y los clasifiquen.


5) Preservamos el medio ambiente El vertido de la basuras doméstica o los desechos procedentes de la industria, como son los tintes textiles o los productos químicos agrícolas, están contribuyendo a contaminar algunos ríos del planeta, mermando su riqueza natural y destruyendo los hábitats de muchas especies. Es vital actuar de forma responsable.


Cómo debemos reciclar en el trabajo

- Imprime las páginas que realmente necesites y utiliza la opción de imprimir las hojas por las dos caras. Además, siempre que puedas, guarda el papel impreso para reutilizarlo como borrador.

- Lleva tu propia taza de café o de té a la oficina. De este modo evitarás llenar la papelera de vasos de plástico.

- Recuerda que puedes regalar los equipos electrónicos usados o defectuosos a asociaciones para que les proporcionen una segunda vida útil.


Cómo reciclamos en las comidas

- Prepara alimentos frescos: tu dieta será más saludable y ahorrarás una gran cantidad de residuos de envases en comparación con una comida preparada y envasada.

- No te olvides de dar prioridad a los productos que tengan una fecha de caducidad más corta para evitar que se estropeen.

- Lleva de casa el agua para tu consumo. De este modo, se puede ahorrar el gasto que supone un paquete de botellas de agua y, al mismo tiempo, limitar la cantidad de residuos de plástico generada.


Cómo reciclamos en los comercios

- Selecciona productos con menos embalaje y evita comprar productos de un solo uso. Los embalajes representan un 23% del peso de los residuos domésticos, una parte importante del volumen total de residuos generados. Del mismo modo, intenta comprar productos a granel, suelen tener un coste inferior y permiten reducir los residuos de embalaje.

- Opta por bolsas de la compra reutilizables. Las bolsas de un solo uso de los centros comerciales generan más de 70.000 toneladas de plástico anuales y sólo se utilizan una media de 20 minutos antes de acabar en la basura.

- Opta por los productos recargables. Se suelen comercializar recambios ecológicos de productos domésticos, cosméticos y de algunos artículos de alimentación.


En casa

- Compra bombillas de bajo consumo. Una bombilla de bajo consumo utiliza un 80% menos de electricidad y dura de seis a ocho veces más.

- Selecciona productos sostenibles y reutilizables. ¡Generan muchos menos residuos! Algunos ejemplos son los trapos de tela, las maquinillas de afeitar con hojas de recambio, las tazas, las pilas recargables, etc.

- Más del 30% del peso de los residuos domésticos procede de residuos fermentables (desperdicios de la cocina, del jardín, cenizas, etc.). Haz tu propio compost con los residuos ecológicos y biodegradables. Obtendrás una fuente excelente de abono natural para las plantas y el huerto.


Una segunda oportunidad

- Antes de desprenderte de un objeto, busca asociaciones de reutilización en su zona que puedan dar una nueva vida al objeto.

- Reutiliza y arregla todo aquello que sea posible. Cada año se tiran entre 13 y 25 kg por persona de aparatos eléctricos y electrónicos Estos productos suelen contener sustancias nocivas, como plomo o mercurio, y la mayoría se pueden arreglar o reutilizar. Regala los aparatos y los muebles que no utilices a asociaciones que los puedan arreglar o restaurar.

- Regala la ropa que ya no te sirva a obras de caridad, asociaciones, y amigos y familiares que le puedan dar una segunda vida.


4 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page