top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Cynthia Flores Albán / El rey Vizcarra y la corte real

Era el año 2020, un año en el que vivíamos de lejos un gran golpe, una pandemia llegaba a robarnos la paz, la calma y la vida. El COVID-19 apareció y llego a desnudar lo más profundo de cada ser humano, todos sufrimos perdidas de familiares, de amigos, de conocidos, nadie fue ajeno a este virus, miles y miles de compatriotas se desesperaban por buscar oxígeno y camas en la unidad de cuidados intensivos.


Mientras tanto cada día a las 12 pm. salía un personaje el” narrador de cuentos”, a hablar de bonos y llenarnos de falsas ilusiones, haciendo promesas que sabía de lejos que no cumpliría, debo ser honesta y decir que nunca había visto una persona mentir con tanta desfachatez y sangre fría, jugar con las emociones e ilusiones de todo un país que en esos momentos lo veían casi como un “salvador.”


Entrabamos al año 2021 con la fe de que podríamos ganar la batalla , sabiendo que no contábamos con todos los hospitales que necesitábamos para poder lograrlo, muchos de nuestros amigos, conocidos, familiares y nuestros médicos seguían perdiendo la vida a causa de esta pandemia y llego una pequeña luz de esperanza, se hablaba de que las vacunas ya estaban listas, por fin se encontraba un freno para este virus que nos golpeó sin piedad, Sin embargo estábamos muy lejos de la realidad, lo peor estaba por empezar.


Llego la vacancia y con esta el terremoto en el Estado. Cual desagüé se destapo el olor fétido de la corrupción, una vez más nuestro querido País fue traicionado por quien debió protegerlo y protegernos. Fueron cayendo ministros, políticos, empresarios, amiguísimos y familiares del hombre de sangre fría, se hablaba de una lista de personas privilegiadas que accedieron primero a las vacunas, como si su vida fuera más importante que la de los demás ciudadanos.


Mientras tanto el pueblo sufría y lloraba a sus muertos, el pueblo moría de hambre, de angustia, de dolor. Estábamos frente a una de las peores traiciones a la Patria ,una de las más dolorosas de los últimos tiempos, los ciudadanos fueron enterándose que mientras ellos lloraban a sus muertos, 487 personas ya estaban vacunadas incluyéndolo a El” ,el hombre que debió velar por la integridad de una Nación en todos los aspectos, unos 310 médicos perdieron la vida a cusa del COVID -19,estos héroes se enfrentaron cara a cara con la muerte , mientras su presidente daba el visto bueno para que vacunaran a los suyos , será que talvez se sintió una especie de Dios y con eso poder decidir quién vivía y quién no.


Probándonos una vez más que las leyes solo están para ser burladas, que la Constitución fue pisoteada como tantas veces, que uno de nuestros derechos fundamentales que se encuentra tipificado en la Constitución Política del Perú, inciso 1 del artículo 2 “Derecho a la vida” solo es tinta en un papel. Nos encontramos en estos momentos en una Nación huérfana, en medio de un País sin dirección, somos una gran Nación que siempre cae en manos de personajes hambrientos de poder.


65 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page