top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

José Burga / Revolución Digital para enfrentar el Coronavirus (1 de 2)

Gobiernos, tecnología y estrategias contra la pandemia mundial. Los usos de las nuevas tecnologías se han convertido en prácticamente una necesidad para toda la humanidad. El ataque global del COVID-19 ha acelerado los procesos de conversión y traslado del mundo físico al mundo digital. En el campo del teletrabajo, por ejemplo, la plataforma Zoom ha sustituido a las salas de reuniones; tan sólo en diciembre del 2019, los usuarios de esta aplicación para teleconferencias ascendían a 10 millones de personas; actualmente – abril 2020 – los usuarios bordean los 300 millones en todo el mundo. Igualmente, en el campo del entretenimiento, la empresa de videos de streaming, Netflix, registró un histórico de 15,8 millones de nuevos suscriptores, alcanzado a la fecha un total de 183 millones de usuarios, lo que se trasluce en ganancias netas que bordean los 709 millones de dólares en la actualidad. (Fuente: es.estatista.com).


Sin embargo, hay que tener en cuenta que cuando nos referimos a la utilización de nuevas tecnologías, no nos estamos refiriendo tan solo a las nuevas formas de entretenerse o comunicarse a través de Internet, tanto en el ámbito personal como en el profesional, no estamos haciendo mención a esos espacios de encuentro virtual para intercambiar mensajes y llamadas, ni a las descargas masivas que se han realizado últimamente de apps como: Microsoft Teams, Skype, Facetime, Discord o Slack; definitivamente no estamos hablamos de eso.


INDUSTRIA 4.0 Y EL PODER DE LOS DATOS


Conceptos anglosajones como: IoT (Internet of Things), Big Data, AI (Artificial Intelligence), Machine Learning, Cloud Computing, Data Analytics, Blockchain, etc. Forman parte, desde hace algún tiempo, del glosario utilizado por los usuarios de la emergente industria 4.0. Empresas, gobiernos y gran parte de aldeanos globales, comparten cada día más de los beneficios de estos recursos tecnológicos que se van integrando con mayor intensidad en la vida de todos los seres humanos, aunque la mayoría de nosotros, ni nos damos cuenta de que formamos parte activa de esta vorágine tecnológica; y que, por otro lado, nuestros datos se han vuelto en el mayor activo de grandes corporaciones como: Google, Apple, Amazon, Microsoft, IBM, Facebook, etc.


Precisamente, el uso de esta tecnológica inmersa en la Industria 4.0, viene cobrando mucha mayor relevancia, pues viene sirviendo a diferentes gobiernos y autoridades a nivel mundial, para poder rastrear los contactos de las personas infectadas con el coronavirus y al mismo tiempo determinar si se siguen las reglas de distanciamiento social. Casos como el de Corea del Sur son realmente exitosos en el manejo de estas tecnologías, lo cual se refleja en los bajos números de contagiados de COVID-19, teniendo en cuenta el tamaño de su población.


En este país, por ejemplo, el trabajo de su Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte, y el Ministerio de Ciencia y TIC, han sido bien destacados al haber utilizado plataformas de rastreo de contactos, analizando los datos recopilados de cámaras y otros sensores, pudiendo identificar a los contactos recientes de un paciente detectado con coronavirus.


Parecida situación es la que se viene ejerciendo en la India, en donde el gigante tecnológico Tech Mahindra se ha convertido en un socio estratégico del gobierno Indio, en este país se vienen utilizando las cámaras de tráfico para monitorear los movimientos de las personas, además de utilizar drones para la vigilancia aérea, proporcionando información en tiempo real de aglomeración de personas, tiendas y farmacias abiertas, etc.



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page