top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Empleo y Renta (3 de 3)


En este mundo tan integrado, por tanto, no se puede estar al margen, por lo que, si lo debemos hacer, hagámoslo bien. Empecemos conociendo bien al Perú y sepamos de su biodiversidad, su posición geopolítica, su situación económica con sus prospectivas, sus potencialidades, su cultura, historia y tradiciones, como imagen que ofrecemos y como nos ve el mundo.


Al conocerlo, lo empezaremos a querer realmente, y encontraremos las enormes oportunidades de negocios por desarrollar. Tenemos por nuestra biodiversidad y ubicación central en América del Sur, muchas ventajas comparativas en diversos sectores económicos, por lo que debemos estratégicamente elaborar planes de desarrollo para convertirlas en ventajas competitivas, y esto se logra con innovación, conocimientos, tecnología, capitales, recursos humanos.


Desarrollando cadenas de valor a lo largo del territorio en el enorme campo de nuestro “mapa de potencialidades”, podremos revertir esta estructura de nuestras exportaciones, de más de 30 años, de un poco más de 70% de exportaciones tradicionales (materias primas) y un poco menos de 30% de exportaciones no tradicionales (con valor agregado), generando mayor valor a nuestra economía y por ende un nivel más elaborado de sociedad.


Está claro que no debemos seguir dependiendo de los precios de las materias primas, y para ello debemos aprender a interactuar con el exterior para aprovechar las ventajas del comercio internacional.


Al movilizar el comercio internacional, la producción, la distribución y el consumo, se genera una mayor movilidad de los factores entre los países, ocasionando una serie de ventajas, tales como el de especializarnos en aquellos productos donde se tiene una mayor eficiencia; la estabilidad en los precios; el de importar aquellos bienes cuya producción interna no es suficiente y/ o no sean producidos; la de exportar productos que exceden el consumo interno a otros países; procurando el equilibrio entre lo que no hay y lo que sobra, que se registra en la balanza comercial, que es parte de la balanza de pagos. Se impulsa el bienestar económico y social, al disminuir la tasa de desempleo, aumentando la productividad y competitividad, disminuyendo el riesgo de pérdidas económicas.


Finalizando el artículo, al revisarlo, recuerdo a Martin Luther King, cuando dijo: “¡Yo tengo un sueño hoy! Yo tengo el sueño de que un día cada valle será exaltado, cada colina y montaña será bajada, los sitios escarpados serán aplanados y los sitios sinuosos serán enderezados, y que la gloria del Señor será revelada y toda la carne la verá al unísono. Esta es nuestra esperanza.”.


Y sí, este escrito también es un sueño, de un Estado eficiente y un libre mercado, generando empleo y renta, por todo el país. Como economista, con sinceridad, dadas las condiciones actuales, me parece que es el camino que nos corresponde adoptar en forma urgente. Se nos vienen épocas difíciles, pero con este gobierno y este congreso con tan baja aceptación popular, todo pareciera que queda en sólo un sueño.


Porque si bien lo deseo como todos, no creo que se cumpla ese deseo mágico de “Ojalá que llueva café” tal como dice la canción de Juan Luis Guerra. Así es que, si no convertimos este sueño en realidad, no sé qué va a pasar en un país, con gente sin empleo, y un Estado sin renta. Con seguridad, si no logramos encaminarnos todos juntos a estos propósitos, habrá más pobreza, más delincuencia, más inseguridad. Y el tránsito de vida por esta tierra, no será feliz. Miremos hacia futuro. El Acuerdo Nacional, debe plantear una hoja de ruta a seguir, y poder superar estos problemas, todos juntos, con un objetivo claro, crear empleo y así poder generar renta, para el beneficio de la colectividad. Guerra a la pobreza.


0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page