top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Entre Brasil y China (3 de 3)


Piensan en grande, movilizar unos 400 millones de toneladas de carga, y para eso necesitan un puerto grande de gran calado, que es Bayóvar, que adicionalmente, tiene los fosfatos que ellos demandan. Un grave problema ecológico sería el cruzar la Sierra del Divisor, para unir Cruceiro do Sul con Pucallpa. El Perú tiene que evaluar en su decisión, lo económico y social, frente a lo ambiental y cultural, así como apelar a su capacidad de innovar y aprovechar los desarrollos ambientales tecnológicos existentes. Por ejemplo, hacer que el tren cruce esta área por medio de un viaducto aéreo sin paradas en esta zona, para evitar daños mayores ecológicos, y no abrir paso a la minería ilegal, a los colonos, a la afectación de los pueblos nativos indígenas, y de paso convertirlo en un tren con el atractivo turístico de cruzar Sierra Divisor, naturaleza pura de selva virgen.


Mucho por reflexionar, sobre el ser el paso obligado de estas dos potencias, que sin duda nos abre a un mundo de oportunidades comerciales, económicas, políticas y sociales. Nos obliga a dibujar nuestro mapa de integración física, con toda la movilización de recursos que se generan, ante el desarrollo de infraestructura integradora de territorios.


Pero repito, cualquiera sea la ruta que se decida hacer, si no hay planes de desarrollo territorial dentro de una organización del país en 4 grandes macro regiones, por dónde vaya a pasar el tren, se va perder los potenciales beneficios de la integración física. Tal como viene sucediendo con la interoceánica sur, debido a que no se logró la participación activa de los ciudadanos involucrados en la ruta.


Tengo presente, el lema de mi alma mater, que es “cultivar al hombre y al campo”. Por lo tanto, si no siembras nada, nada vas a cosechar. Lo importante ante todo, es la persona humana. Y ese Capital Humano, que va a vivir las externalidades que se van a suceder, al paso del tren, hay que cultivarlo desde ahora. Si no existen planes de desarrollo territorial, y trabajo desde ahora, con las poblaciones involucradas, no tendrá sostenibilidad el proyecto.


El que se tome conciencia de nuestra ubicación estratégica en el centro de Sudamérica, frente a la Cuenca del Pacífico, lugar dónde se desarrolla más del 50% del comercio mundial, y la vecindad con el país más poderoso económico de Latinoamérica, que al unirnos nos permite unir las costas del Atlántico con las del Pacífico, creo amerita campañas de difusión, conocimiento y participación de la población.


Bueno y muy importante, sería contar con un “Think tank” (Tanque del pensamiento), que trabaje a tiempo completo, un laboratorio de ideas, de investigación, de estrategias, conformado por expertos para reflexionar sobre asuntos de política social, estrategia política, economía, militar, tecnología o cultura, y así poder definir políticas de desarrollo local, regional, y del Perú al mundo. Es cierto y necesario, porqué de acá, de dónde estamos ubicados, no nos movemos, ni nos moveremos.


Por el enorme significado económico socio ambiental que estas interconexiones Atlántico-Pacífico significan para el país, saludo la iniciativa de FARO en haber organizado esta importante conferencia que ayuda a reflexionar sobre nuestra ubicación geopolítica, y por su dimensión, el gobierno con capitales privados, deben generar un fondo, que asigne una partida para que este Think tank que sugiero crearlo, trabaje con visión a futuro en forma permanente y sostenida, para que las buenas vibras que se generan en estos eventos, no quede en buenas intenciones, sino en realidades concretas.


Los números no engañan. El potencial es enorme. Pero, hay que hacerlo bien. Hay que poner en valor el territorio, lo que significa interpretar su geografía económica, sus potencialidades, sus debilidades, las enormes oportunidades que se le presentan a los que ahí viven con sus costumbres, tradiciones, hábitat, y en fin todo lo que representa su identidad, conscientes de las amenazas, peligros, retos, desafíos, que se tendrán que superar, para que esa visión compartida de ese gran propósito llamado Perú, sea más justo, más solidario, más libre.


Para que este emprendimiento sea factible, significará aprovechar en su integridad el territorio con todo su capital humano, por lo que para ello suceda, hay que lograr una metodología que comunique e involucre a la población, que se le proporcione herramientas para hacer frente a las oportunidades que se generen, que se logren consensos con las poblaciones y el establecimiento de una agenda estratégica de desarrollo local, para que en base a su desarrollo, se establezca el modelo de gestión adecuado, que permita trabajar el territorio, en forma saludablemente productiva.


El futuro es nuestro. Depende de nosotros el construirlo, para lograr ser una sociedad próspera, en armonía, en paz y feliz, sobre todo.


7 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page