top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Exportar es la voz (2 de 2)


Difícil encontrar un país, de ingresos medios, con tantas potencialidades y muchas por desarrollar, en el panorama global. No perdamos la oportunidad que tenemos de ser parte de este gran país, y promovamos el espíritu empresarial con campañas que ayuden a la formalización, y al crecimiento hacia afuera, con promoción, capacitación, asistencia técnica y créditos. Unas campañas de “Sé empresario…la empresa es una posibilidad para todos” y otra, de “llenemos el mundo de banderitas peruanas”, con programas masivos de capacitación para enseñar a desarrollar planes de negocios hacia el exterior, aprovechando todas nuestras ventajas comparativas, serán importantes, para aprovechar de mejor manera, el espíritu emprendedor, laborioso y creativo del peruano, que a pesar de todos los inconvenientes y obstáculos que hemos vivido, siempre está ahí presente. Ese espíritu laborioso y emprendedor del peruano en general, es un activo, que debemos aprovechar. Nuestra economía ha desarrollado fortalezas en la macroeconomía, en el orden de las políticas fiscal, monetaria y exterior. Desarrollar nuestra microeconomía, es una tarea pendiente que hay que realizar.


El último informe de exportaciones del MINCETUR, publicado en los primeros días de febrero, destaca que todos los sectores de la economía peruana han incrementado en sus exportaciones e incluso superando cifras prepandemia. La cifra histórica de las exportaciones peruanas alcanzada en el 2021, al superar los US$ 56.000 millones, destaca el boom de la agroexportación, tradicional y no tradicional, al llegar a US$ 8.874 millones en 2021, marcando un nuevo récord y ha ubicado al Perú cerca de ser incluido en el ranking de los 10 principales exportadores frutícolas del mundo. Esto no debe parar y debe continuar haciendo competitiva nuestra agricultura familiar. Con enfoque territorial, podríamos ver valles, en donde convivan empresas grandes y pequeñas que, en su sinergia, con seguridad, significará el articular de mejor manera con el mercado nacional e internacional. Tener siempre presente que, por nuestra biodiversidad, tenemos ecosistemas, climas, y una buena ubicación geográfica, que nos permite producir alimentos saludables, durante todo el año, en un mundo que cada vez demanda mayor alimentación saludable.


Otra buena noticia en el campo exportador, es que el Gobierno y empresarios peruanos están unidos en su visión del futuro puerto de Chancay, la primera inversión china en el ámbito portuario en Sudamérica, con la que esperan impulsar la competitividad logística de Perú. En el mundo naviero se denomina E3 al barco super-pospánamax porque tiene las tres B, o en este caso las 3 “es” que busca el comercio: economía, eficiencia y ambiente (environment). Ningún puerto sudamericano es capaz de dar cabida a sus 400 metros de eslora, 59 de manga y 17 metros de calado que les permiten transportar hasta 18.000 contenedores. Eso cambiaría diametralmente cuando inicie operaciones en 2024 el puerto de Chancay, y lleguen los Triple E de Asia directamente. Esto permitirá traer carga hacia la zona central de Perú y de ahí redistribuir a través de otras naves menores hacia el sur: Chile, y hacia el norte: Ecuador, Colombia, más lo que podamos participar en el comercio exterior con el Pacífico de parte de Brasil, a través de los ejes de integración física con nuestro vecino en el Atlántico. Lo que, sin duda, generará enormes beneficios a nuestra economía por el efecto multiplicador del comercio exterior, y consolidará nuestra posición de hub central en el Pacífico sur.


Mucho por hacer, mucho por capacitar a nuestro recurso más importante, el Capital Humano, que hay que formarlo, continuamente, para saber aprovechar todo el enorme potencial de desarrollo que tiene el Perú.


5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page