top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Pregunta a responder (2 de 2)


El Banco Mundial en Perú, informa que: “Los fundamentos macroeconómicos de Perú continúan siendo sólidos: una relación entre deuda pública y producto interno bruto (PIB) baja, reservas internacionales considerables y un banco central confiable”.


Tremendo potencial de este país, pero atrapado en sus propias debilidades, con visiones tan opuestas, tal como la pudimos apreciar este miércoles 24 de mayo, en el Inter-American Dialogue (El Diálogo Interamericano es un centro de análisis e intercambio político que une una red de líderes globales para promover la gobernabilidad democrática, la prosperidad y la equidad social en América Latina y el Caribe), con el tema: “Perú en la encrucijada: Crisis política, tendencias económicas y violaciones de derechos humanos”.


En el evento abordaron la actual crisis social y política del Perú, así como tendencias económicas en el país. El retroceso democrático, la corrupción, la inestabilidad política, la desigualdad y la discriminación que han caracterizado la situación en el país durante años. El intento de golpe de Castillo, las protestas que algunas se tornaron violentas, con la represión con víctimas por uso desproporcionado de las fuerzas, las cuales cometieron graves abusos, incluyendo ejecuciones extrajudiciales, según señalan los informes de las misiones internacionales, que han investigado los sucesos ocurridos posteriores al 7 de diciembre del 2022. El Congreso dominado por intereses personales sigue rechazando la convocatoria a elecciones anticipadas, mientras intenta eliminar los controles sobre su poder.


Para el evento fueron invitados el ex ministro de economía Luis Castilla y el politólogo Alberto Vergara, que inició el diálogo, afirmando que “el gobierno de Boluarte es una barbarie. En alianza con el legislativo y parte de las élites económicas empresariales y mediáticas, están derrumbando los tres pilares básicos para una buena convivencia: el estado de derecho, la democracia y una relación de respeto con la sociedad.


Están destruyendo el estado de derecho, logrando perforar la capacidad regulatoria del estado, para permitir actividades formales, informales y criminales, tal cómo, la educación de baja calidad, el transporte informal, las actividades primarias, y así no puedan ser importunadas.


La democracia, la están destruyendo al intentar tomar el sistema electoral, por lo que las próximas elecciones no serían democráticas, por dejar actuar libremente a grupos fascistas, que con toda impunidad van amenazando, gritando y avasallando a todos y en todo lugar que no sea de su simpatía.


La relación con la sociedad, la ha perdido, por su reacción ante las víctimas ocurridas, la considera en su comportamiento, como una presidencia desalmada, hecho que ha polarizado la sociedad al extremo. La ha roto, sentencia. Más de 60 muertos, de los cuales 46 con pruebas documentadas de muerte por uso desproporcionado de la fuerza, hecho inaceptable en un país democrático, y con una respuesta agraviante de la presidente, al respaldar las acciones y calificar a los participantes de las protestas, de terroristas, narcotraficantes”.


Esta intervención tuvo la siguiente participación del exministro de economía Luis Castilla, que en forma resumida: consideró sesgada la opinión de Vergara, porque el pueblo no quiere el vandalismo, que quiere trabajar, que no le interrumpan las carreteras, que la economía está bien, que acá se respetan los derechos humanos y que todo ya está tranquilo y para adelante no más, que acá no pasó, ni pasa nada. Que acá no hay ninguna barbarie. Opinión compartida por muchos de los seguidores de ¡Billete Corazón!


Por ser mencionado, Vergara tuvo derecho a réplica, y contestó con una pregunta, que presiento quedará referida como una de nuestras grandes preguntas celestiales, en la que nos merecemos respuesta alguna, tales como la de Mario Vargas Llosa en Conversaciones en la Catedral “¿En qué momento se jodió el Perú?”


La pregunta con qué le respondió a Castilla y a los que tienen la visión cómo él, fue: “¿Por qué a nuestras elites lo que sucede no les parece una barbarie?”


Buena pregunta, que debemos saber responder.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page