top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Seguimos (3 de 4)


Se ha recibido con buen ánimo, las declaraciones del vocero de Perú Libre, que en caso sean gobierno, respetarán la autonomía del Banco Central de Reserva, que ha realizado una buena labor manteniendo la inflación baja durante más de dos décadas. Y que no consideran en su plan económico: estatizaciones, expropiaciones, confiscaciones de ahorros, controles de cambios, controles de precios o prohibición de importaciones.


Quieren promover la economía popular con mercados, para el crecimiento de las empresas y negocios, en particular la agricultura y las pymes, con el fin de generar más empleos y mejores oportunidades económicas para todos los peruanos. La economía popular con mercado surge cuando los sectores excluidos del mercado laboral crean su propio trabajo.


En algunos casos también crean sus propios circuitos de comercialización, como ferias o venta ambulante. No se trata de casos aislados, sino de un fenómeno que está presente en todos los países del mundo y abarca a una gran parte de la población. Si bien es producto de la exclusión que genera el desarrollo actual del capitalismo, la economía popular no está completamente separada de la economía global de mercado. Los puntos de conexión son múltiples, tanto al nivel de la producción como del consumo. Más del 70% de nuestra economía es informal.


Podemos hacer mucho más, si en forma responsable se aceptan los resultados, por parte de los ganadores y los perdedores. Acá las personas ejercieron sus votos libre y democráticamente. Dejemos de incitar la violencia. Pensemos en el mañana, olvidando rencores, miedos y sancionar con el olvido a toda persona, medio de comunicación que nos haya estado torturando, por muchos años, la paz, el progreso y el equilibrio emocional de una sociedad que ya se cansó de enfrentamientos.


Nada más absurdo que en unas elecciones de todos los peruanos, utilicen un gran símbolo de unión, que es nuestra camiseta del Perú, por parte de una candidata, para enfrentarse a “otros”, ¿qué de dónde eran?, ¿acaso los “otros”, no eran tan peruanos como los suyos? No se dieron cuenta que esos históricamente olvidados, eran igual de peruanos. Leí en las redes que apreciaban su valentía de haber ido hasta Chota, como si hubiera ido a otro país, y ella misma lo resaltaba, “he venido hasta aquí” (¿?) A lo largo de mi vida, he visto mucho, pero esto superó los límites de lo absurdo.


Qué visión tan pobre de los peruanos. Su propósito, no era unir, sino dividir. Se quedaron en Esto es Guerra, en unas elecciones que eran para elegir un presidente para todos los peruanos, sin excepción. Lamentable. Hay que tener mucho cuidado con las comunicaciones. Estos grandes “creativos publicitarios” hacen mucho daño, pero cobran bien. Muy mal los que hicieron esa campaña y pésimo los que la aprobaron.


Tenemos que olvidarnos de gente que no sume. Cuando uno quiere a su patria, tiene mayor participación ciudadana, mayor conciencia nacional, y social, respetando escrupulosamente el orden constitucional.



5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page