top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Manuel Bernales / A los que deciden (3 de 3)


Obvia y evidentemente, se nota y se sabe que hay un contrapeso congresal, que puede contar con apoyo ciudadano, “la calle”, si es que el evidente gobierno defectivo continúa, para los “proyectos maximalistas”. Sin embargo, no paso por alto hipótesis de crisis, en parte públicas, que afirman que el gobierno podría consolidar una narrativa y marketing político cultural y sicológico, que convenza a mayorías nacionales que “no se le deja gobernar” y que solo nueva Constitución ¡es la solución! es decir, podría lograr un “momento o coyuntura de crisis constituyente”. Las oposiciones activas y públicas de las derechas es la continuidad sustantiva del orden económico y constitucional.


En este contexto las mejores opciones de decisión en materia de política de energía pasan cuando menos por consolidar un equipo mejor conformado y con visibilidad positiva en el mundo de decisores, actores nacionales, multilaterales, transnacionales y de gobiernos de interés, no necesariamente en toda la opinión pública, en Ministerio de Energía y Minas, fortaleciendo su capacidad y autoridad de órgano o ente rector de la política y gestión sectorial nacional. Por ende, con autoridad sobre los órganos empresariales y técnicos, los cuales deben ser fortalecidos y empoderados en lo suyo. Esto significaría:


- ante todo, instituir una planificación moderna indicativa, no de papeleos para repetir frases de voluminosos e inocuos documentos, con medidas que amarren presupuestos e inversiones, no continuar actuando al compás de medidas de fuerza comprensible pero ilegales que se han hecho tradición y parte del déficit de gobernabilidad y gobernanza constructiva dentro de la ley;

- emplear nuevas modalidades de inversión como los contratos “NEC4” en vez de los improductivos, ineficientes y permisibles a la corrupción de inversiones públicas y contrataciones del Estado;

- en lo inmediato y para todo lo que resta del período constitucional, esto sería para dos cuestiones esenciales: i) una inmediata, el elusivo, hasta hoy, “cierre de brechas y cumplimento de actas” y programas por cuencas o áreas mineras; en especial en territorios con graves “pasivos ambientales diversos, no solo energéticos y mineros casi siempre solo de la pequeña, micro o mediana minería tradicional, artesanal, lo que no se evidencia en la grande y moderna; también de acceso provisión sostenible de agua, desagüe y gestión también circular de basura de toda clase y gravedad; y ii) acciones sistemática de inversión trabajo, alimentos y educación por trabajo con apoyo técnico, de materiales y de financiamiento en las principales cuencas y localidades donde viven los electores y sus familias;

- educación e información actualizada mediante centros cívicos multiactivos inspirados en el diseño de ”eco tambos” y de tecnologías apropiadas que se han exportado desde el Per, de peruanos quienes desde su primera infancia están sometidos a “narrativas” anti mineras, anti industrias extractivas y anti inversiones, no pocas veces al amparo de discursos e ideologías , simplificadoras del pasado, NOTABLE EN ESTE AÑO BICENTENARIO, afirmando un supuesto indigenismos que el Censo de 2017 no respalda, y hasta creencias religiosas, cuando no al cambio climático y la pandemia que continuará según la OMS


En este marco es que debe hacerse un verdadero sistema con unidad de dirección, estrategia, planeamiento, supervisión, capacitación y apoyo social y de prensa, que tenga equipos púbico-privados y con asistencia apropiada a negociaciones, viviendo en cuencas priorizadas en vez de “viajes” que no misiones cada vez que ya estalló una crisis; asunto que en este mismo momento evidencian actores que buscan regresar a puestos clave o rotar o acceder a los mismos sin perfil positivo y en un mundo mental y actitudinal ajeno a estas consideraciones y proposiciones elementales con base en evidencias y publicaciones científicas recientes.


El próximo paso legal del Ejecutivo dependerá de si hay nuevo Presidente del Consejo de Ministros, el PCM, que mal llamamos “premier” sin ninguna base legal ni menos constitucional, como el caso de las “regiones”. Si hay cambio de la PCM deberá volver al Congreso. A la vez continuarán las expresiones ya conocidas o nuevas del Ejecutivo con decisiones para fortalecer de sus convergencias, coincidencias o alianzas estratégicas y tácticas con los actores políticos que le han apoyado en el Congreso, que compartes sus creencias y actitudes, reciben sus ayudas mediante transferencias monetarias y que actúan en la construcción de su corriente de poder alternativo, claramente enunciado dentro y fuera del Perú


No se ha señalado otra evidencia: próximas elecciones serán determinantes de significativas variaciones de coyuntura y tal vez de proceso hacia objetivos maximalistas o en otra dirección siempre “dentro del régimen”. Como vivimos casi sin estudiar ni asumir la realidad mundial y regional, no hay planteamientos serios sino de ideologías y creencias, sobre la geopolítica, la geo economía y la geo estrategia que nos envuelve, sin tener una posición de Estado ni un Proyecto Nacional ni una aproximación siquiera que nos permita una mejor ruta hacia un mejor destino nacional. En esto también se desaprovechó el Bicentenario. Otros Estados sí lo han hecho y lo sabemos de primerísima mano.


No pocos piensan que en ambas resultantes el Perú sigue en “atimia”, es decir, perdiendo su posición lograda en la “estratificación del poder mundial y entre los países subdesarrollados, ahora llamados en transición”, según fuentes “nor céntricas” y aún criollas, nativas; continuaríamos sin salir de la crisis, sin recuperar el crecimiento registrado ni reducir la desigualdad, bases de todos los discursos sobre qué hacer y por qué. Claro es comprobable también que hay noticias y discursos que magnifican el valor y peso de datos del año en curso sacándoles de contexto y tendencia y sobre todo omitiendo el mejor año datado como año base. Energía Andina aporta razones y data especializados para una ciudadanía e inversión es sostenibles.



Referencias:

El autor fue Presidente del Consejo Nacional del Ambiente hasta su conversión en Ministerio y del Fondo Nacional del Ambiente. Politólogo. Administrador Público. Planificador. Pontificia Universidad Católica del Perú. Escuela de Ciencia Política y Administración Pública de la FLACSO. Centro de Altos Estudios Militares, CAEM. Instituto Interamericano de Derechos Humanos. ACNUDH. Ex Vicerrector de Cooperación Externa y Cooperación de la Universidad Tecnológica de Honduras. Antiguo Funcionario Internacional de la UNESCO Oficina de Ciencia para América Latina y el Caribe. Oficina de Educación para América Central y Panamá. Trabajó en 16 Estados de tres continentes. Fue funcionario de carrera en el Estado Peruano. Miembro de la Red de Seguridad de América Latina y el Caribe. RESDAL. En representación del Ministerio de Energía y Minas Presidió la Mesa que acordó la inversión Proyecto Quellaveco, julio de 2012.


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page