top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Manuel Bernales / Industrias Extractivas (1 de 5)


Mitos, dogmas y postulados en "industrias extractivas"


I. Proliferación y enraizamiento de dogmas y mitos encubridores de la realidad.

Ante todo hay que reiterar que la expresión "industrias extractivas" tiene dos connotaciones opuestas, una que, como industrias, es una actividad productiva de transformación; y la otra que, como "extractivas", no genera valor sino "desvalores": pérdidas irreparables para la naturaleza, degradación ambiental, y pobreza para los pueblos, especialmente rurales e indígenas o aborígenes; y es más, está visión subraya que solo logran ganancias monopólicas que empobrecen y generan desigualdad, llevándoselas al extranjero.


Esto, además, se complica con planteamientos y discursos políticos hiper dogmáticos que se alimentan de verdades, medias verdades e imágenes, especialmente del pasado, período previo a la conciencia ambiental y humanista mundial. Este encubrimiento se evidencia parcializado, sobre todo porque oculta el intrínseco y gigantesco daño ambiental irreparable, causado por las "economías centralmente planificadas" del socialismo real, Estados con dictadura de partido único del siglo XX y aún del actual. La versión, relato o discurso se redondea señalando que las economías capitalistas son las únicas que causan daño humano y ambiental, en especial sus empresas multinacionales que explotan los recursos naturales en particular de países como el Perú.


La historia de la "economía-mundo", siguiendo a Wallerstein, evidencia que la producción y el comercio mundiales, desde que su valor motivo, causa o razón fundamental es el lucro privado o monopolizado por el Estado, siempre ha causado desigualdad en la remuneración entre capital y trabajo, creando sociedades injustas en si mismas y dominadoras de otras, aún en formas actuales sofisticadas, Piketti, así como daño en recursos naturales desequilibrando ecosistemas que en pocos años se ven perecer cuando han tardado millones en ser "capital natural".


La evidencia es la historia en los 5 continentes y en inmensas áreas circumpolares del norte, y probablemente lo sean de la Antártida si los procesos económicos y tecnológicos continúan alimentando el cambio climático del Planeta y el calentamiento global, su núcleo endémico por causas humanas, inocultablemente unidas al "capitalismo global" que tiene como líderes las grandes potencias estatales y empresariales de democracia liberal y de partido único que controla todo el Estado y el "pueblo del Estado". No solo es el "fracking" estadounidense o europeo occidental, sino la pesca o el uso del carbón en Europa Central, Rusia, India y China.


Dichos Estados se hallan empeñados en una lucha al borde de la guerra por la dominación hegemonía mundial en todas las ramas del saber de la economía, incluidas la sanitaria, de comunicaciones, de transportes multimodales, vgr., Tres Rutas de la Seda, y militares, comprendiendo las bases militares estadounidenses en todo el mundo y lis nuevos despliegues y posiciones de sus rivales principales. China y Rusia.


Es suficiente sintonizar BBC. CCTV, TVSur, NHK, RAI, DW, u otro canal de TV internacional medianamente serio, aunque ninguno exclusivamente informativo, para ver y comparar estás evidencias y no "opiniones". Salvó que NO se quiera ver. Porque si se quiere el internet en varios idiomas y fuentes es un medio que permite ver, comparar, dar seguimiento y juzgar o forjarse un mejor saber y conciencia para actuar.


Mirando el Perú actual, vemos que la campaña electoral, basada en lemas, frases y promesas de campaña arropadas en rechazo visceral mutuo, miedos e inclusive odios, no ha expuesto el tema de energía y minas o lo han hecho en tono demagógico, superficial o parcial.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page