top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Zulema Manrique / Alimentando tu cerebro y evitar la ansiedad (1 de 2)

“Eres lo que comes”. ¿Cuántas veces has escuchado esta frase a lo largo de tu vida? Lo cierto es que algunos dichos populares esconden más sabiduría de la que se les concede, así que vamos a hablar de los alimentos que te ayudaran a combatir la Ansiedad.


La escasez de ciertos nutrientes en el metabolismo puede causar fatiga, apatía, malestar y otros síntomas de la ansiedad. Además, probablemente sepas que comer mal puede provocar que los niveles de serotonina de tu cerebro desciendan, provocando tristeza, ansiedad y estados de ánimo complejos.


1. Carbohidratos bien elegidos

Tomar entre cinco y seis raciones de hidratos de carbono complejos (como cereales integrales –pasta o arroz–, patata, legumbres, etc.) a lo largo del día tiene especial importancia para sobrellevar mejor el estrés y la ansiedad.


Este tipo de nutriente garantiza el suministro de glucosa al cerebro, evitando los bajones de ánimo que te pueden llevar a comer compulsivamente.


2. En qué te ayuda el magnesio?

Cuando se habla de alimentos para aliviar la ansiedad, el magnesio no puede faltar en la lista. Entre sus funciones, hay 3 que son especialmente importantes para cuidar de tu estado de ánimo:


Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga. Contribuye al metabolismo energético, que se ocupa de guardar y consumir combustibles para tus necesidades energéticas. ¿Qué significa? Se podría decir que el metabolismo energético es como la gasolinera de tu cuerpo y que cuando te falta energía, estás bajo mínimos de nutrientes como el magnesio. Colabora en la regulación del sistema nervioso y de una función psicológica eficiente. Encontramos magnesio en: pan integral, pepas de girasol y chocolate negro


3. Proteínas de alta calidad

Te conviene tomar alimentos ricos en proteínas como carnes magras, pescado, huevos, legumbres y frutos secos ya que en esta situación tu cuerpo reclamará este macronutriente pero es que, además, estos alimentos son a la vez ricos en triptófano.

Este aminoácido esencial es clave para mantener los nervios a raya, porque contribuye a aumentar la síntesis de serotonina, un neurotransmisor implicado en los estados de ánimo (su déficit está relacionado con la depresión).


4- Lo que desconoces sobre el ácido pantoténico

El ácido pantoténico es esencial para sentirte bien. Ayuda a que tu metabolismo energético funcione, así que ya tenemos la gasolinera de nuestro organismo a pleno funcionamiento para que nunca falte el carburante que te hace andar. Contribuye a la síntesis y al metabolismo correcto de sustancias como:


a) Las hormonas esteroideas, que ayudan a desarrollar las características sexuales, mejoran tu capacidad de resistir enfermedades, etc.

b) La vitamina D, que fortalece los huesos.

c) Algunos neurotransmisores, que son sustancias químicas que actúan como mensajeras entre neuronas e influyen en nuestro estado de ánimo, nuestras sensaciones y nuestro comportamiento).


Encontramos ácido pantoténico en: la yema de huevo, maní, salmón, avena y setas.


5. Te presentamos a tu nueva aliada: La Niacina

La niacina puede ser una gran compañía en tu camino hacia el bienestar físico y emocional. Junto con los otros dos nutrientes que te hemos presentado en este post, la niacina ayuda a tu organismo en tres funciones muy importantes:


• Es un complemento ideal para que tu metabolismo energético funcione como la seda

• Ayuda a regular el correcto funcionamiento del sistema nervioso

• Fomenta la adecuada marcha de nuestra función psicológica


Encontramos niacina en: lácteos, paté y paprika. La leche y los huevos son una fuente importante de niacina, así que un buen desayuno para recargar las pilas puede ser un tazón de leche con cereales y unos huevos revueltos. Y es que empezar el día con energía influye enormemente en tu estado de ánimo a la hora de enfrentarte al resto de la jornada.


6. Ácidos grasos omega 3

Además de las proteínas no debes olvidarte del omega 3 ya que su carencia provoca nerviosismo, falta de concentración y defensas bajas:


• Según un estudio publicado en la revista Diabetes and Metabolism, estas grasas buenas ayudan a disminuir la liberación de cortisol.

• Consume semillas de chía y lino, pescados azules pequeños, marisco y nueces.


26 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page