top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Armando Pillado / El racismo

El racismo 'occidentalista' canadiense es el mismo en todos lados. Los despreciativos negadores de la impiedad colonial y la valía de los pueblos originalmente americanos, como el actual racismo vulgar exhibido por la DBA peruana y las derechas del continente, incluye a sus 'intelectuales', escritores y premios nobel varios. Está y estuvo en EEUU y Canadá también, muy fuerte. Soy nacido en Montreal -canadiense de padres argentinos- y me sorprendió comprobar una vez más que el odio cruel al indígena estuvo y está ahí, en ese aparentemente ejemplar país democrático y su iglesia católica, en todos lados.


En la misma Argentina se exterminó a los patagones y en Chile se trató igual a los bravos mapuches, que resistieron y hoy presiden simbólicamente la nueva Asamblea Constituyente reivindicados, con Elisa Loncón, la maestra mapuche, en la dirección de una democracia ampliada como la que en el Perú se resiste. Hoy acá con el maestro Castillo se multiplicarían los Evos y nativos varios que no han tenido el lugar merecido de liderazgo en nuestra historia plurinacional, como bien la describe esa palabra prohibida por el poder.


No en balde María Rostworowski comentó que el marqués reaccionario Vargas Llosa NO SABE NADA -ni le interesa- el mundo andino, que no percibe lo profundo de ese mundo, no entiende su corazón generoso y combativo, que acá no pudo ser extinguido por su masividad y su resistencia al invasor, como tampoco el mundo árabe, por lo mismo. La falta de integración o convivencia proviene del estúpido 'supremacismo occidental (blanco)' que comparten los nazis, Trump y nuestro novelista.


El frívolo escritor, un anticomunista supremo es hoy un pinochetista Miami CIA filofascista desembozado, agitando con sus amigos Pentagon y los sirvientes imperiales como López & Guaidó -desde su Fundación Libertad mundial- el golpe militar en el Perú. Activa eso con su tropel de presidentes y políticos derechistas como Duque, Aznar o Macri y nunca sitúa nada de izquierda como sabe que debiera. Las quemas de iglesias en España nazifranquista, apoyada por dos papas fascistas, fueron el resultado de algo similar. Los Gulags del terror estalinista no se entienden sin ver el contexto histórico real sino lo que su selectiva mente fabuladora escoge en el aire, agrandando o inventando lo que le conviene e ignorando y ocultando lo que no le conviene.


Acá la quema de iglesias en Canadá es explicada desde la cruel realidad colonial esclavista canadiense, como lo otro se explica no en el aire como 'socialsimo' per se sino desde una URSS invadida y militarizada, devenida paranoica, que entronizó a líderes autoritarios por la embestida militar e ideológica 'occidental y cristiana'. El esbozo apenas sugerido por Karl Marx desde el siglo XIX no tiene nada de estado burocrático vertical estalinista 'Gulag gulag' sino de lo opuesto: un comunalismo municipal ultra democrático, como el de la Comuna de Paris que vio en directo, en su realidad tangible. No fabulando a elección torcidamente, colando mosquitos y tragando Pentágonos.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page