top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Carlos Ginocchio / El amor exclusivo

(Artículo de publicado en el diario “El Tiempo” de Piura el 9 de junio de 2016)

Invitado por un grupo de jóvenes a una tertulia para disertar sobre el amor, preparé algunos conceptos y experiencias, que no servirían ante la única pregunta sobre la mesa: ‘¿Se puede amar a más de una mujer simultáneamente?’. La respuesta parecía obvia: ‘Por supuesto, en mi caso, a siete: madre, dos hijas, pareja y cuatro hermanas’.


La interrogante era otra: ‘¿Con amor de hombre a mujer, no familiar ni amical?’. La contestación era compleja y comprometedora. Tras reflexionar y pese a las críticas que pudiera recibir, la conclusión fue afirmativa, y lejana de la sicopatología denominada ‘donjuanismo’ por el insigne médico, Gregorio Marañón.


En sus inicios, hace dos millones de años, el Australopitecus, pre homínido con escasa capacidad craneana, tenía más de una mujer que lo apoyaba en la cocina y cuidado de los hijos en las cavernas. En el caso del género femenino, las Amazonas y las Capullanas son otro ejemplo, mujeres con más de una pareja masculina. Por cierto, el amor no iluminaba las relaciones, por lo que no fundamenta la anterior afirmación, pero influye en la genética humana para tal posibilidad.


Christopher Ryan, de la Universidad de San Francisco, afirma que ‘antes de ser sedentarios, la reproducción no se limitaba a una sola pareja, pues entre más tuviera el hombre, más posibilidad de tener hijos’. Agrega que ‘tener varias parejas sexuales es parte de nuestra naturaleza, aunque hoy pudiera relacionarse más con el deseo que con sentimientos’. Para el sicólogo David Buss, la Oxitocina es la que produce las parejas permanezcan mucho tiempo juntos, aumentando el apego cuando los hijos llegan; es decir, es una hormona la que nos convertiría en monógamos.


Comparto la opinión del antropólogo evolutivo Kit Opie, de la Escuela Universitaria de Londres: “No habríamos evolucionado sin la monogamia, pues la poligamia no habría permitido que los niños se desarrollen física y mentalmente, y ayudó a nuestros ancestros a criar sus hijos para que desarrollaran un cerebro grande”.


La Familia es la base de la Sociedad y de la Civilización. De su inestabilidad provienen nuestros problemas. Su fortaleza radica en la monogamia. Se puede amar dos personas a la vez, cierto, pero no siempre lo que se puede es lo mejor, y lo que se debe hacer.


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page