top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Carlos Ginocchio / Las palabras malditas 12


Incluyo las que considero las ‘palabras malditas’, sus significados, origen, etimología, usos, y presencia en la vida diaria. Es un tratado, especialmente, de investigación.


17. Cornudo para la RAE significa que tiene cuernos, pero registra que, coloquialmente, ‘se dice de una persona, especialmente de un marido: que es objeto de infidelidad por parte de su pareja. Abundan los chistes sobre maridos cornudos. Su mujer es una cornuda consentida’. En Colombia y Cuba se designa al pez martillo, cuya característica más llamativa ‘es la particular forma de la cabeza en forma de T, con los ojos y los orificios nasales situados en los extremos de la cabeza, gracias a lo cual el movimiento de cabeza de lado a lado al nadar recorre con la vista todo a su alrededor e incluso lo que queda a sus espaldas’ (Wikipedia).

En el Perú, su significado es de la persona (más el género masculino), al que su pareja lo engaña con otro. Ya hemos hablado de la obra picaresca de Lope de Rueda: ‘Cornudo y contento’, y en Italia tiene la misma acepción, al punto que, en 1964, Antonio Pietrangeli dirigió el filme ‘Il magnifico cornuto’ (Celos a la italiana, en español), con Claudia Cardinale, Ugo Tognazzi, Gian Maria Volonte, y Lando Buzzanca, en el cual Andrea, convencido de lo fácil que le resulta a una mujer engañar a su marido, empieza a albergar dudas sobre la fidelidad de su bellísima mujer, Mariagrazia. Pero, cuando la duda se convierte en obsesión, su conducta respecto a ella se vuelve completamente disparatada, hasta el punto de acosarla sin tregua, exigiéndole que le dé el nombre de su amante. (FILMAFFINITY).


Siempre en Italia, en 1972, Giuliano Biagetti realizó ‘Cornudos y apaleados, pero siempre contentos’ (Decameroticus en italiano) con cinco episodios donde el tema central es un marido cornudo. La web https://parecidas.com/sobre/5197-cornudo incluye numerosas películas con el tema de esposos engañados y, por ende, cornudos.


La palabra " cornudo " está formada con raíces latinas y significa "que tiene los cachos grandes, que lo engaña la mujer". Sus componentes léxicos son: cornu (cuerno), más el sufijo -udo (abundancia).


Algunos refranes y dichos son ‘el postrero que lo sabe es el cornudo y el primero el que se los puso (el marido es el último en enterarse, aunque para la policía es el primer sospechoso en el asesinato de una mujer), ‘de los cuernos y de la muerte no se salva nadie’, ‘los cuernos duelen, pero luego alimentan (común en el Perú para denotar que hay otro hombre que mantiene a tu mujer), ‘el mal del cornudo: él no lo sabe y lo sabe todo el mundo’. Ciertamente, las bromas y chistes sobre maridos engañados son numerosos.


El cornudo tiene su día que se celebra el 11 de noviembre: la particular fiesta tiene su epicentro en el pequeño pueblo italiano de Rocca Canterano, de apenas 200 habitantes, aunque hay varias hipótesis respecto a su origen, ya que se habla de vikingos, romanos o británicos como iniciadores del "festejo" (Festa del cornuti). La fiesta tiene como fin homenajear a San Martín de Tours, patrón de todos aquellos a quienes su pareja los engañó alguna vez, y aunque la razón por la que San Martín se asocia a esta categoría en particular aún no está clara. Las hipótesis son diferentes: algunos piensan que este aniversario se remonta a las muchas ferias de ganado con cuernos, que en la antigüedad se realizaban precisamente en este periodo; según otra hipótesis, los orígenes de la recurrencia se deben atribuir a los doce días de salvajes fiestas paganas que siempre tenían lugar en este período del año, durante el cual los adúlteros eran considerados casi la norma. Otra leyenda, que en realidad parece bastante imaginativa, cuenta que San Martino cargaba a su hermana en hombros para evitar que sus ansiosos conciudadanos la maltrataran, pero todo fue inútil ya que ella misma siempre logró escapar de su hermano. La teoría que sigue siendo la más fascinante es la que ve los orígenes de esta fiesta en la antigua Roma. De hecho, "La Roma desaparecida" de Luigi Zanazzo narra una verdadera crueldad que tuvo lugar la noche anterior al 11 de noviembre, cuando frente a las casas de los que eran juzgados como "feliz cornudo", es decir, quien sabía que lo era, pero lo aceptó pasivamente, se colocaron flores, cintas, cuernos, flores de mortadela y hasta sonetos, poemas rimados que se burlaban de los pobres desgraciados. El "pobre cornudo de turno" se convirtió así en el hazmerreír de toda Roma, pero si se enteraba de quién le había gastado la broma mala, sucedía que, en el peor y más extendido caso, la broma se volvería letal, especialmente para quienes la habían tramado. Finalmente, otra historia que se cuenta al respecto es que tiene que ver con los animales, ya que, en el antiguo imperio británico, con Gales y Escocia a la cabeza, los animales tenían cuerno por su bigamia con otros animales, al no tener una relación estable con otro de su especie. Y la última referencia tiene que ver con los vikingos, ya que éstos cuando se iban a la guerra las mujeres quedaban solas en sus casas, y continuaban con sus vidas, colgando cuernos en la puerta para avisar a aquellos que sobrevivían a las luchas que en su casa ya había otra persona https://www.cronica.com.ar/sociedad/


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page