top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Carlos Ginocchio / Las palabras malditas 27


37. Pichula, según la RAE, es el pene en Chile, Costa Rica, Bolivia, Argentina, y Perú, pero el verbo ‘pichulear’ tiene otras acepciones: en Argentina y Uruguay, buscar afanosamente ventajas o ganancias pequeñas en compras o negocios. En Chile, tomar el pelo. En Costa Rica, camaronear o remediarse con trabajos ocasionales. Según https://www.definicionesde.com/ proviene de la expresión ‘picha’, que según http://etimologias.dechile.net/ se origina en la onomatopeya pš, que reproduce el ruido del chorrito de la micción, de donde ha salido toda la familia del francés pisser, catalán pixar, italiano pisciare, para el verbo que denomina la acción de mear u orinar. La palabra ‘pis’ tiene, al menos en España, una connotación cursi. Ha desarrollado un hipocrístico (apelativo cariñoso o eufemístico) infantil ´pipí’. El miembro viril se había llamado primero ‘pixa’ y luego por el mismo proceso fonético que retrajo el fonema sordo se dijo ‘pija’. Luego se creó una variante masculina, ‘pijo’, que en la jerga española moderna, significa además de ‘verga’, algo así como ‘fresa’ en México, el niñato afectado en los modales y su vestido perteneciente a una clase social alta. Los que han seguido pronunciándolo de la manera antigua lo escriben ‘picha’, que es la forma habitual en Andalucía. El término es muy antiguo en los romances peninsulares pues se encuentra en el romance andalusí de donde pasó al dialecto árabe andalusí con la forma ‘bisa’, que en algunos diccionarios orientales ha llegado a convertirse en ‘faysa’ como en el ‘Lisan al-arab’ de Ibn Manzur. De ‘pija’ salió luego ‘pijota’ , que es el nombre que se da en Andalucía a una pescadilla pequeña y alargada de aspecto más o menos fálico. Como la Academia, por puritanismo, no incluyó en el DRAE ‘pija’ y variantes, Corrientes trató su etimología en el artículo con el nombre del pez: ‘pijota’. La forma usual en Chile y Perú, ‘pichula’, que los españoles creo aprendimos en el relato ‘Los cachorros’ de Vargas Llosa, tiene un correlato en árabe norafricano donde, por influencia del antiguo dialecto andalusí, se sigue diciendo en algunos lugares ‘bsula’, por ejemplo en Túnez.

En su obra ‘Los cachorros’ de Mario Vargas Llosa, el personaje central es ‘Pichulita’ Cuéllar, un niño miraflorino que estudia en un colegio particular, y que tras un partido de fútbol, es atacado por el perro del colegio, que le provoca su castración; no obstante, pese a que el término ‘pene’ en World Reference tiene varios sinónimos, no figura ‘pichula’ como uno de ellos, ni tampoco figura esta palabra para buscarle sinónimos.


38. Pija, según la web de la RAE, el 'miembro viril', y es producto de la onomatopeya ‘pish’, imitación del ruido de la micción, pero también se refiere al masculino ‘pijo’ como dicho de una persona que en su vestuario, modales, lenguaje, manifiesta afectadamente gustos propios de una clase social adinerada. En Guatemala tiene la acepción de ‘estar borracho’.


Su etimología la hemos mencionado en el término ‘pichula’. En México se utiliza para designar, también a los tornillos, y como un pene diminuto, al que denominan ‘chilillo’. Word Reference tampoco lo menciona y por supuesto no le incluye sinónimos. Es una expresión condenada a desparecer, aunque en el siglo pasado era muy usada en las zonas rurales de la costa norte peruana.

39. Pincho, según la RAE significa, coloquialmente, ‘bien vestido’, aguijón o punta de hierro, mozo guapo, presumido y matón, porción de comida tomada como aperitivo, que a veces se atraviesa con un palillo, espina de plantas o pescados que puede clavarse en el cuerpo, varilla de acero, como de un metro de longitud, con mango en un extremo y punta a veces dentada en el otro, con que los consumeros y aduaneros reconocen las cargas, y en el Perú, un vulgarismo para designar al pene. Al respecto, en el Perú, no es muy usado el término para designar el órgano viril masculino, pero sí lo es la expresión de malestar, fastidio, incomodidad o desinterés (esta última en el diccionario de modismos peruanos), la frase ‘me llega al pincho’, que en ocasiones para mayor elegancia, se pronuncia resumida: ‘me llega’. Su utilización como ‘pene’ proviene de la similitud con una vara o un utensilio con punta como el que se usa en los anticuchos de corazón. Word Reference presenta varios sinónimos, tales como aguijón, punta, aguja, púa, espina, punzón, puya, clavo, tapa, aperitivo, pero ninguno involucrado con el pene.


8 visualizaciones0 comentarios

ความคิดเห็น


bottom of page