top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Carlos Ginocchio / Las palabras malditas 6


Incluyo las que considero las ‘palabras malditas’, sus significados, origen, etimología, usos, y presencia en la vida diaria. Es un tratado, especialmente, de investigación.


7. Cachar (cachero) y chucha son las palabras que ocupan los primeros lugares en el ranking de las palabras malditas en el Perú, y ambas con la letra ‘ch’ que tiene su origen en el uso que hacían los latinos en las traducciones griegas de la letra ji, cuyo sonido no existía en latín: v.g. Christo, etc. El uso de ch para representar se originó en la Edad Media en el francés antiguo. A fines del siglo XI, se introduce la grafía francesa ch en español para representar el fonema palatal africado sordo. En la ortografía de la lengua española de 1754 comenzó a considerársele como una letra del alfabeto español y partir de la publicación de la cuarta edición del Diccionario de la lengua española en 1803, el dígrafo ch tuvo un apartado propio en esa obra debido a su valor fonético exclusivo. Durante el X Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española celebrado en Madrid en 1994, y por recomendación de varios organismos, se acordó reordenar los dígrafos ch y ll en el lugar que el alfabeto latino básico les asigna, aunque todavía seguían formando parte del alfabeto. Con la publicación de la Ortografía de la lengua española de 2010, tanto la ch como la ll dejaron de considerarse letras individuales, y el alfabeto español ya no las incluye más. Esto no supone, de ninguna manera, que desaparezcan de la escritura: simplemente, dejan de contarse entre las letras del abecedario; es decir, la ‘ch’ ha sido expulsada del abecedario y espero no haya sido por su presencia en las palabras malditas.

‘Cachar’, tiene diversos significados. En Bolivia, Colombia, Ecuador, Argentina, Uruguay, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, y Nicaragua, se usa en algunos juegos, agarrar al vuelo una pelota que un jugador lanza a otro, agarrar cualquier objeto pequeño que una persona arroja por el aire a otra. También, en el béisbol, servir de receptor, en Colombia, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, y República Dominicana.

En Costa Rica y Honduras, significa ‘hurtar’ o ‘robar’. Algunos salvadoreños lo utilizan como un verbo para ‘conseguir algo o tratar de obtenerlo con diligencia y esmero’. En Argentina, Cuba, Ecuador, Uruguay, y Venezuela, también como ‘sorprender a alguien, descubrirlo’, y en Bolivia y Paraguay, ‘hacer objeto de una broma, tomar el pelo’.

En Chile, en ocasiones, como sinónimo de ‘sospechar’, y en ese país, Ecuador, Bolivia, Guatemala, México, y Uruguay, también es una muestra de empatía: ‘entender, comprender a alguien’. Algunos cubanos y mexicanos lo usan para referirse que están observando a alguien disimuladamente. En Costa Rica y Venezuela, también significa ‘mentiroso’ o ‘embustero’, y en El Salvador puede referirse a un ‘pedigüeño’.


Únicamente en Perú, Bolivia, y Panamá, es sinónimo grosero y vulgar de practicar el coito, y, por ende, el derivado ‘cachero’, o su versión femenina, constituye la pareja sexual, amante, marido o mujer, y la costumbre popular ha convertido el término en persona - de ambos sexos – promiscua, que tiene abundantes relaciones sexuales, y en una persona de fácil convencimiento para tener relaciones sexuales. Curiosamente, aunque la palabra ‘cachar’ tiene acepciones ‘aceptables’ y diversas en los países de habla latina, el término ‘cachero’ se convierte en peyorativo: en Ecuador, Chile, y Panamá, es el homosexual activo, aunque los ecuatorianos también lo usan como ‘alguien que cuenta chascarrillos’, y los chilenos como el ‘varón que presume de gran seductor’.

Etimológicamente, según la web http://etimologias.dechile.net/, el primer verbo cachar significa "entender". Esta semántica viene del inglés "catch", y significa "agarrar". Este lo tomó del latín vulgar * captiare (de donde tenemos cazar) y este del clásico captare (de donde tenemos captar y catar) y este siendo el frecuentativo del verbo capere (de donde tenemos caber). El segundo verbo ‘cachar’ significa ‘cornear’, y de ahí el sentido figurado de ‘penetrar durante el acto sexual’. Deriva de ‘cacho’ en sentido de ‘cuerno’, y se barajan dos posibles etimologías: que viene de ‘gacho’ (encorvado hacia abajo, vacuno que tiene uno de sus cuernos inclinado). Este parece venir del verbo ‘agachar’, y este del latín ‘coactare’ (comprimir, forzar), frecuentativo de ‘cogere’ (empujar o mover conjuntamente). La segunda posibilidad es del latín vulgar ‘cacculus’ y este de ‘caccabus’ (olla). De ahí viene la palabra ‘cacho’, cacerola de brazo cocido, y la idea de ‘cazo’ a ‘cuerno’ es porque los cuernos se usaban como vasijas para llevar líquidos.


El tercer verbo ‘cachar’ significa ‘romper, hacer añicos’, y viene también de ‘cacho’ como pedazo roto de una vasija. Hay un cuarto verbo ‘cachar’ que significa ‘palpar’, y es una variante de ‘cachear’, del gallego ‘cachear’ (registrar, buscar), e indica la acción de examinar a alguien para establecer si lleva algo escondido en su ropa. Los gallegos los tomaron del italiano ‘cacciare’ (cachiare=cazar), y este del latín vulgar ‘captiare’ (perseguir), del cual deriva una quinta acepción del verbo ‘cachar’, cuyo significado es ‘sorprender a alguien o pillarlo in fraganti’.

Algunos países utilizan la expresión ‘Me cacho’ como sinónimo de molestia ante un error, aunque en el Perú puede convertirse en un insulto atroz: “que te cache un burro’, refiriéndose a que te penetre el tremendo equino que maneja un órgano viril exagerado.

Milagros Lino Gutiérrez, en su tesis para la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, ‘Expresiones sexuales de los adolescentes limeños, un estudio semántico-cognitivo’, para obtener el título profesional de licenciatura en lingüística, señala que ‘cachar’ como acto sexual se utiliza en Perú, Argentina, México, Guatemala, y Cuba), y sus sinónimos en otros países son ‘coger’ en México y Venezuela, ‘ponchar’ en Panamá, ‘tirar’ en Colombia, Ecuador, México, Perú, y Venezuela, ‘follar’ en España, ‘chingar’ en México, Venezuela, España, Argentina, Guatemala, ‘fregar’ en Puerto Rico’, ‘culear’ en Argentina (también en Perú), y agregaría ‘joder’ en Portugal.

Cachar es un distrito administrativo en el estado de Assam en India. Después de la independencia, el distrito indiviso de Cachar se dividió en cuatro distritos en Assam.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page