top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Herberth Cuba / Quinta ola y abusos contra EsSalud

El protagonismo del MTPE en los destinos de EsSalud

El esperado plan para enfrentar el incremento de los casos de Covid-19, prometido por el Ministerio de Salud (Minsa) para el día 1 de diciembre del 2022, aún no ha sido presentado. En lugar de publicar el plan, se ha ofrecido una conferencia de prensa en los ambientes del Minsa, en la que, con calidad de “primicia,” la ministra Kelly Portalatino por fin ha oficializado que “el Perú ya se encuentra en la quinta ola debido al aumento de los contagios y las hospitalizaciones”. El diario oficial El Peruano dio cuenta de la conferencia y también recomendó “a la población el uso correcto de las mascarillas en espacios cerrados,” y que “evaluará el retorno de las mascarillas obligatorias, si los contagios siguen en aumento. También exhortó a la población a completar su esquema de vacunación, en especial de las poblaciones vulnerables.


Es obvio que la confirmación de la quinta ola no tiene calidad de primicia; al contrario, ha sido tardía y anodina. La oficialización no ha sido acompañada de un plan de respuesta, de acuerdo con las características del problema. Por otro lado, la ministra hizo de conocimiento que en la víspera se había realizado una sesión del Consejo Nacional de Salud, que había sido solicitada por el Colegio Médico del Perú, incluso con recomendaciones a tratar. Sin embargo, los resultados o acuerdos de la sesión no son vinculantes para todas las instituciones y componentes del Sistema Nacional de Salud, porque no han sido incluidos ni refrendados en alguna norma de alcance nacional (decreto supremo o incluso, una resolución ministerial). Por tanto, los acuerdos aludidos por la ministra y logrados en el Consejo Nacional de Salud tendrán que ser incluidos en el Plan Nacional de Lucha Contra la Quinta Ola, que será aprobado por decreto supremo. Además, deberá contener el detalle de las brechas detectadas y los montos dinerarios necesarios para cerrarlas.


Durante la conferencia, también, se realizó un recuento tedioso del número de camas hospitalarias, camas UCI y la cantidad de especialistas en medicina intensiva, así como de la existencia de las plantas de oxígeno. Pero las cifras ofrecidas han sido genéricas, sin el contexto regional ni local y menos aún en función de los resultados de las vigilancias epidemiológica y sanitaria. En esa misma línea, llamó la atención la ausencia en la conferencia de prensa del viceministro de Salud Pública y que la ministra Portalatino, en lugar de recomendar que se eviten las aglomeraciones de gente para cortar la transmisión del virus, haya señalado que “estamos promoviendo una gran marcha nacional contra la Covid-19.”


El 30 de noviembre el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), emitió un comunicado titulado “MTPE descarta unificación de servicios de salud” como consecuencia del paro y las movilizaciones que realizaron diversos gremios de EsSalud. Como señala el título y el tenor del comunicado, en ningún momento se descarta la adscripción de EsSalud al Minsa. Es obvio, que los servicios no pueden ser unificados, a veces ni siquiera en un mismo hospital, sino la conducción y gestión de estos. Tampoco corrige la intromisión del ministro de Trabajo y Promoción del Empleo en la gestión y la administración de EsSalud que realiza la Resolución 306-2022-TR, porque su objeto es “realizar un diagnóstico del estado situacional y elaborar lineamientos para la reforma y fortalecimiento del Seguro Social de Salud-EsSalud para la mejora de la calidad y oportunidad de las prestaciones y servicios para los asegurados, la sostenibilidad financiera institucional y la generación de políticas de integridad, transparencia y lucha anticorrupción”.


Como ya se ha señalado(*), el MTPE tiene como área programática a la seguridad social, pero con competencias exclusivas solo en las políticas nacionales y sectoriales (Artículo 5 de la Ley 29381). Es decir, tiene vetado inmiscuirse en los temas de “gestión, administración y el otorgamiento de prestaciones” de EsSalud.


Por otro lado, el Comunicado pasa por alto que el sentido del concepto de reforma contenido en la Resolución Ministerial 306-2022-MTPE no tiene límites ni acotaciones. No es digno omitir la palabra reforma en el punto 2 del Comunicado, que sí está presente en la resolución ministerial, para señalar que “en la elaboración de los lineamientos para (la reforma y) el fortalecimiento de EsSalud no se incluyen la reestructuración o rediseño institucional ni la segmentación, absorción o unificación con otras instituciones que prestan servicios de salud”.


El tema es relevante porque EsSalud es una institución de Seguridad Social, por tanto, no es una institución prestadora de servicios de Salud (Ipress), porque sus servicios incluyen prestaciones médicas, sanitarias, económicas y sociales. En ese sentido, los funcionarios de los hospitales de EsSalud se equivocan cuando “creen” que gestionan una Ipress, porque en realidad gestionan un establecimiento de seguridad social, con todos sus atributos, incluyendo la oferta médica y de salud. Por otro lado, el simple reconocimiento de que el concepto de reforma está de más o es inapropiado obliga a la derogación de la Resolución Ministerial 306-2022-TR, porque es un aspecto de fondo. Más aún cuando es flagrante la intromisión en los aspectos de gestión, administración y prestaciones de servicios de EsSalud en clara violación de su autonomía constitucional.


El alto protagonismo del ministro de Trabajo y Promoción del Empleo en los destinos “autónomos” de EsSalud se ha visto reflejado en la reunión política y pública con algunos gremios de EsSalud y del sector estatal, con presencia del presidente en el patio de Palacio de Gobierno. Ha llamado la atención que la profesión médica haya sido blanco de críticas peyorativas, que haya estado ausente el presidente Ejecutivo de EsSalud y que además el presidente de la República se comprometa a crear una mesa de trabajo para tratar el tema de la unificación de EsSalud con el Minsa. Es decir, el Comunicado tiene una eficacia relativa hasta esperar los resultados de esa mesa con los gremios. En medio de las arengas y los aplausos, pasaron por alto que el presidente cambió y designó, en solo 15 meses, seis presidentes ejecutivos de EsSalud. ¡Alto a los abusos y la improvisación contra EsSalud!



6 visualizaciones0 comentarios

תגובות


bottom of page