top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Algo debe andar mal (3 de 3)


Algo debe andar mal, para que tengamos 7668 pasivos ambientales, según informó el Ministerio de Energía y Minas en el 2022, pero en el 90% de los casos sin saber quién fue el que lo originó, y solo el 30% pudo ser remediado. Y ¿qué pasará con la gran mayoría de pasivos ambientales no remediados?


Algo debe andar mal, para que afirmen, que, en el caso de un fuerte terremoto en Lima, se perderían el 70% de las viviendas.


Algo debe andar mal, para que haya concentración en el mercado, en forma oligopólica en alimentos y medicamentos.


Algo debe andar mal, para que la FAO advierta que la población supera el 50.5% con inseguridad alimentaria.


Algo debe andar muy mal, pésimo, para que, según el INEI, el 49% de los niños menores de 3 años padece anemia. Esto compromete nuestro futuro, porque en esa edad es donde se desarrollan las capacidades cognitivas de la persona. Al sufrir la anemia, sus capacidades serán muy limitadas.


Y así, podemos seguir, con una enorme relación de hechos en lo económico que repercutirán en lo social, que nos señalan que estamos andando mal, cómo que las exportaciones cayeron 20% el último trimestre del 2022, cómo que en enero se exportó poco más de 100 mil cajas de uvas, contra las más de 2 millones de cajas en enero del año pasado, etc., etc. Todo ello, nos muestran que no estamos construyendo una sociedad feliz, por lo que ojalá las autoridades se den cuenta y prioricen la inversión en la gente.


No es con represión brutal, con pérdidas de vida, con demostraciones de fuerza, como el jueves 9 hicieron frente al Palacio de Justicia, los miembros de la policía nacional. Cuando vi las imágenes por televisión, creí que estaba en Corea del Norte, o viendo al ejército nazi en la segunda guerra mundial. ¿Quién asesora a la presidente y a su premier, que hace poco tiempo mantenían una relación de cliente y abogado? De repente son, como el Ministro del Interior, que se enteró del ingreso con tanque a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, por la televisión.


Quien sea que está dirigiendo esta situación, en las sombras pareciera, tanto en el ejecutivo y en el congreso, me parece, que lo están haciendo mal, muy mal. Ojalá se sepan rectificar con prontitud, porque esto puede acabar muy mal, cada vez más aislados interna y externamente, y nadie va a ganar.


La población quiere paz, trabajo, que atiendan siquiera sus necesidades mínimas, vivir en armonía y con esperanza de futuro. Saber adónde vamos. Necesita propuestas, no represión. Un camino a seguir, con liderazgo. Ya no quiere a las autoridades que salieron elegidas en el 2021. Quiere que se vayan todos. Tampoco es muy difícil de entender, casi 9 de cada 10 peruanos no votaron en la primera vuelta por los 2 candidatos que fueron a la segunda vuelta. No han satisfecho sus expectativas. Por eso protesta y seguirán protestando, si no hay la atención debida.


El problema se agrava, porque la presidente no quiere renunciar, porque no quiere aceptar que, con las víctimas, ya perdió legitimidad política, y su futuro, -debe pensar-, que mejor se hubiera quedado de Presidente del Club Apurímac; porque su futuro con seguridad sería mejor al que se le viene. Por su parte el Congreso, que, en más de 18 meses de mandato, no ha producido leyes que se recuerden o se vayan a recordar, solo recordaremos que este ha sido una de las peores representaciones de nuestra variopinta sociedad. Insensibles en extremo. Han pasado más de dos meses de las protestas sociales y ellos se dan por no enterados. Quieren quedarse. No se dan cuenta que están también deslegitimados políticamente.


Piensen en el Perú y su futuro. No podemos seguir como estamos.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page