top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Entre Escila y Caribdis (2 de 3)


El que gane esta segunda vuelta, debe tener claro que la población quiere respuestas inmediatas a sus necesidades y el proceso de cambio necesario demandará tiempo, como todo en la vida, por lo que hay que saber comunicarlo y demostrar el porqué de las acciones a realizar, como pidiendo el concurso de todos será fundamental. Los 4 presidentes, con 2 congresos, cada uno más atroz que el otro, en tan sólo 5 años, con el virus COVID 19, en los últimos 15 meses, causando tanto daño, han logrado un coctel letal.


Haber vivido y logrado sobrevivir a todo esto, hace pensar que Job el hombre de la santa paciencia, acá se hubiera vuelto un revoltoso cascarrabias, impaciente, desesperado, y encima con la salud mental deteriorada, cómo muchos ya ahora, la tenemos. El haber llegado hasta este momento de tener nuevo gobierno 2021-2026, resulta una puesta a prueba en extremo de tolerancia, a la que hemos sido sometidos. Qué tales años, que nos han tocado vivir. Cómo siempre repito, cuando me refiero al Perú, “de cualquier cosa te puedes morir, menos de aburrimiento”, pero en estos últimos tiempos, los hechos fueron tan grotescos, que se volvieron pesados, reiterativos, desagradables, aburriendo en extremo, quitándole así toda excepción a la muerte. Y el dolor se siente. Difícil encontrarse con alguien que no haya tenido una víctima en su círculo de relaciones y una molestia por todos los malos momentos vividos por culpa de nuestra clase política. Y esto se tiene que tomar en cuenta por todos los que les va a tocar gobernar, dirigir el país, entre el 2021-2026. Los peruanos en general, ya están cansados de malos ejemplos, de malos líderes. La gente quiere ser feliz, vivir en paz, en un país en permanente progreso. Quiere hacerlo por su propio bien y de los suyos. Cuidado, con el cansancio de la población.


Prueba de ello, es que después de este lustro de cansancio de los malos políticos, con destapes de la corrupción, donde han desfilado toda una serie de personajes de nuestra vida nacional; comisiones investigadoras que taparon lo evidente; suicidio de un expresidente, ante el llamado de la justicia. Más otros, prófugos de la justicia, esperando su extradición, han ocasionado, cansancio y hartazgo de la población, hecho que se revela en que 4 de cada 5 peruanos no votaron por las opciones a elegir el domingo, y el ausentismo fue enorme, un 30%.. Muy lamentable, resulta estar siendo ser testigo de todo este episodio de la historia política nacional, qué para mayor tristeza, se repite a lo largo de nuestra historia. Por eso la gente quiere cambio, que evidentemente es necesario. Lo único permanente es el cambio. Pero muchos le temen al cambio, se resisten al cambio. Pero, hay que hacerlo. Cambiar bien, con prudencia y sabiduría.


Esperemos que gane el Perú, y la forma es, que se maneje bien la economía. La gente quiere cambios positivos, no experimentos, ni populismos. Los peruanos queremos que lo que se haga sea bien hecho, bien pensado, honestamente. La mala política con la pandemia, han afectado la economía severamente, por eso el que salga elegido, con sus equipos de colaboradores deben asumir con mucha responsabilidad este significativo desafío.


Y la población debe respetar los resultados, y sumarse participativamente en el nuevo periodo de gobierno. Todos somos peruanos, y el lunes 7 sigue la vida. Luego a que hagan un buen plan quinquenal, con objetivos, a corto, mediano y largo que concluyen en el 2026. Y si lo hacen bien, con seguridad, podrán ser respaldados en las urnas, para continuar con su labor, cómo pueden ser rechazados con los votos, los que ofrezcan una oposición responsable, lo que significará la construcción de alternativas democráticas, que deseamos sirvan para un Perú mejor. Eso es el ejercicio de la democracia.


6 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page