top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Es hora del cambio (1 de 2)


Hace 20 días, escribí “OJO-PARE-CRUCE-TREN”, como un aviso a tomar en cuenta, dada la actuación de nuestros 3 poderes. El 7 de mayo, hace 12 días, escribí “Dialogar es necesario”, viendo cómo se estaban desarrollando los hechos. Hace una semana escribí “Optimismo y realidad”, concluyendo el artículo con la advertencia de “Cuidado que se vaya a descarrilar el tren”. Y hoy, visualizo que se descarriló nuestro futuro.


Una serie de hechos, así lo demuestran. Se ha perdido la brújula por dedicarse los grupos políticos a tomar el poder para protegerse de las sanciones de la justicia. El acuerdo del fujicerronismo, con el apoyo de bancadas afines, con los mismos problemas, es un intercambio de favores con el mismo propósito, copar el poder judicial, para anular las investigaciones que tienen en su contra los líderes de todas estas agrupaciones.


El Perú no es su problema. Su problema es cómo tomar el poder, para que no haya sanción a las evidentes lavadas de dinero, de estas agrupaciones. No haya sanción a tanta corrupción a nivel nacional. No haya sanción al negocio mercantilista de la educación, qué nos ofrece como resultado a la sociedad, profesionales de muy baja competitividad. No haya sanción para los congresistas infractores, cumpliendo lo de “otorongo no come otorongo”. Para eso quieren el poder y aferrarse a él.


Podemos seguir, con muchas sorpresas. Una en especial, ya que grafica la triste realidad nacional, de cómo se encuentran gran parte de las instituciones públicas. Se defiende la C93 por una economía social de mercado, que es un sistema que defiende la libertad de la iniciativa privada, y a la vez admite que el Estado tenga cierta intervención para asegurar el bienestar de la población.


A este sistema, se le conoce también como capitalismo social o capitalismo del Rin, por su origen y el buen ejemplo de su aplicación en Alemania, es un modelo de economía y sociedad «con la meta de crear una economía que desde la base de la competencia combina la libre iniciativa con un progreso social asegurado por la capacidad económica”. Alfred Müller-Armack.


Pero qué bienestar le pueden dar a la población, efectivos policiales, que le alquilan armas a los narcotraficantes, y a los de la tala ilegal, tal como hemos conocido gracias a un documental realizado por RTVE (Radio Televisión Española), video testimonial de los delincuentes, y que hoy está dando la vuelta al mundo, y sorprendiendo, por la respuesta del jefe de la policía, de que “ese problema viene de atrás, que no es nada nuevo”. (¡Plop! Exijo una explicación…).


Si encima les sumamos los efectivos que son parte de las bandas delincuenciales que van desbaratando diariamente, tal como las noticias lo informan, los robos de combustibles, los pagos por ascensos, los gordos que con las justas entran en su uniforme, y que no dan confianza de que vayan a capturar a un veloz prófugo, nos tenemos que dar cuenta que estamos destinando recursos para hacernos daño a nosotros mismos.


A las fuerzas del orden, se les da las mejores facilidades para su vestido, comida y vivienda, más hospitales, colegios, clubes de verano e invierno, capacitación y entrenamientos continuos, con materiales a disposición, pensiones, seguros y demás, que cualquiera de los ciudadanos de a pie, los desearía, y por lo tanto se le debe exigir brindar una retribución acorde a los recursos destinados a ellos para que nos brinden seguridad y orden. No pueden decir que son sólo algunos miembros, sencillamente, no debe haber ninguno. Debemos ser exigentes con el uso de nuestros recursos. Este es un problema que observamos viene de tiempo atrás, y mes a mes, les seguimos dando recursos, para que mes a mes, nos sigan brindando esa sensación de inseguridad, de desorden, en el que vivimos.


Y a esa calidad de efectivos, conociendo de tiempo sus ineficiencias, tal como lo dice su máximo jefe, irresponsablemente se le da el poder de poner orden en las manifestaciones ocurridas últimamente, con los tristes resultados que conocemos, y que han significado comisiones del exterior, porque somos parte de una comunidad de naciones, para investigar, analizar y recomendar. Informes minimizados y despreciados en extremo, porque seguimos el juego de esta clase política, que lo único que le interesa es tener el poder, para hacer lo que quiera impunemente, y no emprendemos las acciones necesarias para corregir lo que hay que hacer, porque nos está haciendo daño, hasta con pérdidas de algo tan valioso cómo es la vida.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page