top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Es hora del cambio (2 de 2)


No se quiere ver, lo que somos. Un negacionismo de un fundamentalismo extremo. Totalmente irracional. No se piensa, todo se reduce a que la C93 es una maravilla y que gracias a ella, somos potencia mundial, y los que proponen hacer cambios que a todas luces son necesarios hacer, se les acusa de caviares, comunistas, terrucos.


La publicidad de estas agrupaciones, ha alienado a esta sociedad. Hemos dejado de pensar en el Perú, que somos todos nosotros y muchos han caído en el juego de perder el tiempo en seguir a candidatos y agrupaciones políticas, que lo que buscan es copar el poder, para lograr la impunidad. Y han simplificado el problema en uno contra otro, en vez de estar pensando, debatiendo y haciendo Perú.


No olvidar que en las elecciones del 2021 se presentaron 142 candidatos con problemas con la justicia, pertenecientes en mayor o menor cantidad a las 21 agrupaciones políticas que se presentaron. Es bueno recordar que tuvimos que elegir entre 2 agrupaciones políticas, con serios problemas con la justicia, y que ahora se dan la mano, para ir copando el poder y lograr su impunidad.


No les interesa tener ni el 10% de aprobación. No quieren irse, porque ahora con la gobernante elegida en el 2021 como vicepresidente de Castillo y ahora presidente por sucesión constitucional, han logrado una evidente alianza, que les permite tener el poder total. Los votos vistos en las elecciones por el defensor del pueblo, confirman que el tren se descarriló.


En la medida que la sociedad civil, no ponga de una vez un “hasta acá no más”, este copamiento va a continuar, ese desequilibrio de poderes se va a consolidar, y por lo tanto va a matar a nuestra incipiente democracia.


Es urgente que sólo se permita participar en elecciones a agrupaciones que no tengan ningún problema con la justicia, al igual que todos sus candidatos, y que estos a su vez tengan un perfil de alta calidad moral y comprobada formación, con experiencias que así lo confirmen. Estas son reformas urgentes, no podemos seguir con esas mínimas exigencias para ser candidatos. El Perú tiene un potencial enorme, que no lo podemos estar desperdiciando con esta clase de candidatos, en que las consecuencias de tenerlos elegidos, las estamos viviendo y sufriendo.


Hay que hacer cambios, es necesario. Hay que trabajar una reforma del estado, dejando de lado el tarjetazo, y los favores políticos. Hay que desarrollar instituciones públicas de calidad certificada. Hay que fomentar la meritocracia. Hay que capacitar a todos los que formamos este equipo llamado Perú (espero que con esta analogía relacionada al fútbol, que es la vía integradora nacional, tomemos conciencia de que necesitamos a los mejores por toda la cancha, para ganar el partido, y para ello, tienen que estar bien formados y capacitados). El capital humano es necesario sembrar, cultivar, para poder cosechar futuro.


Así mismo, hay que fomentar la innovación, el desarrollo, la investigación, la ciencia, la tecnología, en todo el país, para generar valor con nuestra población creativa y trabajadora. Hay que fomentar la creación y desarrollo de empresarios competitivos por todo el país. Hay que incentivar la libre empresa y la atracción de capitales, con incentivos en las regiones más pobres. Hay que promover el empleo para la gente joven.


Hay tanto por hacer, que bien lo sabemos, en un país tan bien ubicado geopolíticamente, con tan rica historia, y tan megadiverso, que nos da potencialidades, ventajas comparativas en diversos productos, pertenecientes a diversos sectores económicos. Una gran ventaja, que la tienen muy pocos países.


Pero con esta clase política, no vamos a ningún lado. Es hora del cambio.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page