top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Juan de Dios Guevara / Ojo-pare-cruce-tren (2 de 2)


Esto de los derechos humanos, “no es ningún adefesio con el perdón de los adefesios”, dicho nada menos por un exministro de Educación, con el respaldo de congresistas y personas cercanas a un pensamiento ajeno al mundo en que debemos vivir, qué es el de respeto y aprecio por la vida.


El otro informe recibido, fue el del Banco Mundial, organización conformada por 189 países miembros, con personal de más de 170 países, y oficinas en más de 130 lugares, el Grupo Banco Mundial es una asociación mundial única: las cinco instituciones que lo integran trabajan para reducir la pobreza y generar prosperidad compartida en los países en desarrollo. Estas son: BIRF El Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento. AIF La Asociación Internacional de Fomento. IFC La Corporación Financiera Internacional. MIGA El Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones. CIADI El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones. El Grupo Banco Mundial fue creado en 1944 y tiene su sede en la ciudad de Washington.


Escuché a su representante, que hacía años, que no hacían un estudio sobre la pobreza en el Perú, porque en los últimos años, se habían dedicado a apreciar el crecimiento económico peruano. El resultado del informe es preocupante y amerita, su lectura, análisis, y estrategias de acción inmediatas.


El Banco Mundial afirma que la pobreza en Perú está peor que antes de la pandemia, que siete de cada diez peruanos son pobres o vulnerables de caer en pobreza, que 2 de cada 5 peruanos vulnerables están en riesgo de caer en pobreza, el nivel más alto desde 2004. La crisis también aceleró la urbanización de la pobreza. Hoy en el Perú, siete de cada diez pobres viven en áreas urbanas. A pesar de ello, los pobres rurales todavía son más pobres que los urbanos.


Luis Felipe López-Calva, director global de Pobreza y Equidad del Banco Mundial, “Perú necesita recuperarse plenamente del impacto de la pandemia, ahora tiene la oportunidad de reducir la fragilidad social y avanzar hacia un crecimiento más equitativo y sustentable». Para ello, presenta recomendaciones de política pública para recuperar y construir sobre los avances del pasado.


Impulsar el acceso a servicios públicos de calidad. Aunque en las últimas dos décadas hubo mejoras en el acceso a servicios básicos, aun así, casi el 60% de los hogares peruanos carecen de uno o más servicios esenciales como agua potable, saneamiento, electricidad e internet.


Afrontar la alta informalidad y precariedad laboral: tres de cada cuatro trabajadores son informales y la calidad del empleo ha empeorado a raíz de la pandemia, lo que repercute en la capacidad redistributiva del sistema fiscal. Solo ocho de cada 100 trabajadores tributan directamente sobre sus ingresos laborales, mientras que la mayor carga de recaudación está en el Impuesto General a las Ventas (IGV).


Cerrar las persistentes brechas de género para impulsar el crecimiento económico y la reducción de la pobreza. En las últimas dos décadas, las mujeres no aumentaron su tasa de participación en el mercado laboral con respecto a los hombres (cerca de 20 puntos menos). En promedio las mujeres tienen empleos de menor calidad y de productividad más baja.


Pilar Maisterra, directora interina del Banco Mundial para la región Andina, afirmó: “Para que este crecimiento sea inclusivo y centrado en mejorar la capacidad productiva de la población más pobre, se debe impulsar el empleo de calidad y la participación laboral de las mujeres, así como mejorar la gestión de recursos y la capacidad de implementación de los gobiernos locales y regionales”


«Para resurgir fortalecidos de la crisis, en el corto plazo, es imprescindible recuperar las pérdidas de capital humano causadas por la pandemia, especialmente en la recuperación de aprendizajes, condiciones laborales y de salud. De cara al futuro, se necesitará actualizar los sistemas de protección social para responder a la creciente urbanización de la pobreza y a la vulnerabilidad ante nuevas crisis, que serán cada vez más frecuentes en el contexto del cambio climático».


¿Qué hacer? Para eliminar la pobreza, no queda otra que crear riqueza. ¿Y cómo se puede crear riqueza en estas condiciones?


Todos queremos estabilidad democrática, pero con estos actores, con tan baja aceptación popular, es difícil “cambiar el rumbo”, que por los resultados, son necesarios realizar


Reflexionemos, debatamos con respeto, lleguemos a consensos, la urgencia del momento, nos lo exige


3 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page