top of page
  • Foto del escritorJuan de Dios Guevara

Juan de Dios Guevara / Que no se nos pase el tren (1 de 3) 



Cuando vemos el desarrollo del puerto de Chancay, no sólo es ver su propio desarrollo, sino también el desarrollo de las conexiones al puerto de los países vecinos, para lograr ser el hub regional logístico. Por ello, se destaca la necesidad de la conexión con el país vecino Brasil, novena economía del mundo, y país con la mayor frontera con Perú, 2.822 kilómetros.

 

Entiendo que lo primero que deberíamos hacer es empezar a diseñar un plan para nuestra relación con China, tal como lo viene haciendo Lula da Silva a su regreso a la Presidencia de Brasil, que se ha puesto a pensar más estratégicamente la relación con China, su mayor socio comercial, al igual que lo es con nosotros, sobre dónde se quieren las inversiones chinas, cómo poder atraer esas inversiones y cómo pueden favorecer no solo los objetivos de expansión de las empresas chinas, sino cómo pueden favorecer también al desarrollo nacional peruano.

 

Creo que Perú no sabe lo que es China, no se tiene un plan, no se tiene una estrategia, tampoco se tiene un plan de desarrollo nacional, y menos se tiene un plan para ningún país, por lo que será bueno intentar descubrir lo que China puede hacer por el Perú. Se escucha mucho, sobre nuestras grandes posibilidades para el sector agronegocios, pero el reto debería ser ampliarlo a otros sectores, como la industria, en donde debemos explorar, por ejemplo, la transición energética, de vincular la necesidad de desarrollo tecnológico con cuestiones de recursos naturales y la transición energética.

 

Perú puede y debe beneficiarse de la mayor y mejor planificación china. China sabe lo que quiere de América Latina y Perú. Tiene un diseño, tiene un plan, que en realidad se expresa en la propia política exterior de China hacia Perú y América Latina, siguiendo la trayectoria de crecimiento de China. China atraviesa diferentes etapas de crecimiento. En la década de 2000, este crecimiento estaba muy vinculado al acceso a los recursos primarios.

 

Esto sigue siendo así porque China necesita nuestros recursos. Luego está la propia inversión directa china, que no es solo una cuestión de importar, sino también de tener acceso a empresas relacionadas con la energía. Ahora China se encuentra en un momento que podemos llamar de cierta transición, un cambio estructural que hace que el país tenga objetivos muy claros de convertirse en una potencia tecnológica.

 

También es bueno resaltar que a China le interesa el mercado de consumo, y por eso Huawei con 5G y otras empresas chinas van ingresando a nuestros mercados, con sus teléfonos celulares, sus automóviles, sus servicios digitales, su comercio electrónico con Alibaba, y otros rubros con los que van ingresando progresivamente. No sólo se expanden con obras de infraestructura, sino también con su tecnología, con cables de fibra óptica, bases satelitales y con todo lo que puedan ingresar al incipiente mercado de consumo latinoamericano.

 

Perú no tiene muchos países en el mundo con los que tenga tan altos superávits comerciales como ocurre con China y esto es muy importante para nuestra economía. Perú exportó a China US$ (miles) 25.721.746, e importó de China en el 2023 US$ (miles) 12.134.840. China es el socio estratégico de Perú hace varios años. China puede ayudar a Perú en su proceso de neo-industrialización, por lo que ese debería ser uno de los principales objetivos a tener en cuenta, por las autoridades nacionales.

 

El puerto de Chancay nos abre las rutas a China para que no solamente el Perú exporte sus propios productos, sino también se transforme en el centro de exportación de Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Chile y otros países. Esto será una inyección de productividad, porque serán menores los costos de transporte, haciendo que nuestros productos sean más competitivos, sobre todo en sectores como el forestal, agrícola y textil, particularmente aquellos que se desarrollan en la selva y la sierra peruana.

 

Adicionalmente, está la segunda parte del mega puerto de Chancay, que es el área operativa de servicios logísticos y de apoyo y el Parque Industrial de Ancón que puede atraer diferentes tipos de inversión, que generarán diversificación productiva y oportunidades de empleo para los ciudadanos, y posibilidades para que las micro y pequeñas empresas (Mypes) puedan crecer.


 

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page