top of page
  • Foto del escritorJuan de Dios Guevara

Juan de Dios Guevara / Reaccionemos (2 de 2) 



Al 1/12/22 el PIB en millones de euros, de la economía americana era de 24.160.984 M€, el de China 16.971.917 M€ y el de Alemania, la tercera economía mundial 4.121.160 M€. Para visualizar mejor, el PIB del Perú fue de sólo 232.089 M€. Algunos más escépticos, pronostican que China logrará superar a Estados Unidos alrededor del 2050. Otros más entusiastas, dicen que puede ser antes del 2030.

 

Es cuestión de tiempo, el año que suceda este hecho, pero lo que sí está claro es que las dos potencias económicas más grandes del mundo están en una incesante competencia, y a ambos les interesa el Perú, por su ubicación central en el Pacífico Sur y sus oportunidades, por los inmensos y diversos recursos que posee.

 

Por eso China pone su gran puerto en la ruta marítima que han visto convenientemente realizar en su proyecto del siglo XXI One Belt One Road (OBOR) (La Nueva Ruta de la Seda), e invierte dónde le es fuente de abastecimiento para sus necesidades, sin importarle lo que el gobierno de turno haga y la línea política que sigan. Ellos van a lo suyo. Y afirman, que no se inmiscuyen en los países ajenos.

 

Estados Unidos, no ve con buenos ojos la presencia cada vez mayor de China en la región, y se lo comunica al mundo, por los principales medios de comunicación internacionales. Manda de visita al Perú, a sus representantes, y además con su apoyo, a los representantes de los organismos internacionales, para que en el Perú escuchen, y entiendan que, si no cumplimos con los acuerdos, y tratados suscritos, nos van a seguir llamando la atención, y sancionarnos si seguimos sin cumplirlos.

 

Estados Unidos, cómo primera potencia mundial, en sus repetidos mensajes que envía al mundo, nos dice, según se entiende, en el caso particular peruano. Algo así como: “Nosotros invertimos todo lo que quieran. Nos interesa. Conocemos muy bien todo lo que tienen, y nos conviene a todos. Podemos invertir en el sur, en Punta Bombón- Arequipa, para el puerto de Corio, y hacer un polo de desarrollo sostenible, con las rutas marítimas, terrestres y aéreas necesarias, para el sur peruano, el norte chileno, argentino, paraguayo, todo Bolivia, y el centro de Brasil, trabajando para toda la Cuenca del Pacífico.

 

Sabemos dónde están y todo lo que tienen, tenemos miles de satélites viendo el mundo las 24 horas, los 365 días al año. Pero si no se portan bien, no hay nada. O cumplen con la Carta Democrática, o no pasa nada. Estado de derecho, equilibrio de poderes, derechos humanos y medioambientales.

 

Y para que se den cuenta que seguimos en competencia por el liderazgo mundial, y que todo lo vigilamos, vamos a invertir cien millones de dólares en la construcción de un puerto espacial y sitios de lanzamiento de vehículos espaciales, en Piura, por el desierto de Paita, cerca de un puerto marítimo importante, y en dónde hay combustibles fósiles y energía eólica, cómo condiciones físicas especiales para los lanzamientos espaciales, por la ubicación cercana a la línea ecuatorial. Perú ha sido elegido entre los 53 puertos espaciales que los Estados Unidos tienen en el mundo”.

 

Pero acá, no escuchan, ni quieren hacerlo, porque a esta deteriorada clase política, sólo les interesa el lograr su impunidad, priorizando el interés personal sobre lo colectivo. Quieren su impunidad y manejar la justicia a su antojo, y así poder eliminar todos los pendientes que tienen.

 

Es que este país está bendecido, las dos más grandes potencias mundiales, por nuestras condiciones naturales propias, compiten entre sí, eligiéndonos para ubicar uno, un puerto marítimo y el otro, un puerto espacial.

 

Pero con estos políticos de paupérrimo nivel, seguimos desperdiciando oportunidades. Si tuviéramos gente capaz y honesta que quiera al Perú, seguro serían humildes, y se darían cuenta que la economía peruana representa sólo el 0.3% de la economía mundial, y que esta es la gran oportunidad, de incrementar nuestra participación en la riqueza global, y no depender sólo de los chinos.

 

De nosotros depende ser libres y soberanos. Eso quiere decir que hay que cumplir con las reglas de juego, para que así vengan los americanos, y todos sus socios occidentales, que vendrán si ellos vienen. ¿Tan difícil les resulta entender que somos parte de la economía mundial?

 

Que vengan estas grandes potencias a competir acá en el medio campo, qué es nuestro. Y que a su vez traigan a otros países, a competir, colaborar, crear, desarrollar. Los beneficiados vamos a ser nosotros. Nuestras siguientes generaciones, tendrán una mayor prosperidad, que les permitirá eliminar la pobreza, vivir en paz, en armonía, con la posibilidad de ser una sociedad feliz con un desarrollo sostenible.

 

Lástima que ese mundo posible, sea una utopía con esta decadente clase política. Reaccionemos.


 

9 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page