top of page
  • Foto del escritorAnálisis Efectivo

Julio Schiappa Pietra / Paren el tren al abismo

Agnes Heller, una de las mentes más lúcidas del Siglo XX, autora de Los Orígenes del ¿Adónde va una una democracia que sólo se maneja con subjetivismo y sin objetividad? A encallar en el populismo o en el fascismo. ¿Adónde va una prensa que ya no procesa la verdad sino opiniones atravesadas por una guerra cultural entre adversarios irreconciliables?


Totalitarismo dijo "la libertad de opinión es una farsa, a menos que se garantice la verdad objetiva y no estén en discusión los hechos mismos". En el Perú de hoy, un sector de la prensa ha decidido poner en discusión los hechos, los datos, convirtiendo todo suceso en parte de una verdad virtual. Esta verdad es construida a partir del lugar que ocupe el que informa en la guerra cultural que polariza al Perú y a millones en el mundo que en un 90% ven el mundo a través de las redes sociales. No reconocer la verdad de los hechos, ninguna verdad, hace imposible el entendimiento al acuerdo, el consenso y tiene graves consecuencias para la política y la unidad de los países.


¿Cómo afectan estas prácticas de la prensa a la democracia? Dice Agnes Heller que la democracia se basa en dialogo, negociación y acuerdos. "Su objeto es procesar la contradicción " agrega Jesús Silva Herzog, autor mexicano ubicado en la orilla liberal conservadora. Nuevamente, no hay como procesar la contradicción si no hay datos objetivos, consensos mínimos, inteligencia común sobre cómo afrontar los problemas del país y del mundo.


Además, acota Silva Herzog, en su libro, La Casa de la Contradicción, las redes han relativizado el valor de la verdad y de la objetividad, insertando a todos en un espiral de enfrentamiento violento entre posiciones irreductibles. Un buen ejemplo de ello es la radical división en la prensa de EEUU, por ejemplo, entre CNN y Fox Channel. Estos dos medios, que acaparan la mayor audiencia en cable, son escenario de una guerra cultural que se da en la política entre los seguidores de Trump y los de Biden. Dos gigantescas coaliciones sociales que no llegan a acuerdos ni sobre la vacunación de los 98 millones de gringos sin vacunar, que pueblan el país. ¿Más disociación y división? Imposible.


¿Vamos a seguir en ese tren Macho, en que ciertos periodistas y políticos peruanos, viajan en ruta hacia el abismo? ¡Yo digo que no, a mí que me dejen bajar!!!



15 visualizaciones0 comentarios

댓글


bottom of page